Archivo de Público
Viernes, 16 de Noviembre de 2007

La Bolsa española gana el 0,27% en una sesión de pérdidas en Europa

EFE ·16/11/2007 - 10:01h

EFE - Las compañías que integran el Ibex-35 ganaron 37.067 millones de euros entre enero y septiembre.

La Bolsa española subió hoy el 0,27 por ciento y, apoyada en Telefónica, Bankinter y los valores energéticos y del ladrillo, se desmarcó de sus colegas europeas, que cerraron con pérdidas lastradas por el temor a los efectos de la crisis crediticia y a una subida de tipos por el repunte de la inflación.

En una sesión marcada por el vencimiento de futuros, su principal indicador, el Ibex-35, se anotó 43,20 puntos, equivalentes al 0,27 por ciento, y cerró a 15.769 unidades, tras llegar a perder el soporte de los 15.600 puntos.

En la semana, el mercado español acumuló una subida del 0,24 por ciento.

La negociación se elevó a 12.335 millones de euros, de los que 6.800 millones correspondieron a operaciones concertadas, en su mayoría debido a la práctica del "lavado de cupón", consistente en vender acciones a un inversor extranjero durante un breve periodo para evitar la tributación del 18 por ciento por dividendo.

Por su parte, el Indice General de la Bolsa de Madrid avanzó el 0,28 por ciento, y el tecnológico Nuevo Mercado cedió el 0,37 por ciento.

Con un repunte de más de un dólar por barril del petróleo tipo brent y el euro en 1,4631 dólares, el resto de principales plazas Europeas cerraron en números rojos con un renovado temor a los efectos de la crisis crediticia y al aumento de tipos de interés como telón de fondo.

Fráncfort cayó el 0,71 por ciento, Londres, el 1,08 por ciento, y París, el 0,67 por ciento, en tanto que el Eurostoxx bajó el 0,44 por ciento y Milán subió el 0,23 por ciento.

Los mercados del Viejo Continente abrieron en negativo después de que Wall Street cerrara la víspera con sus principales indicadores a la baja por la mala marcha de las acciones de las financieras y el persistente el nerviosismo por las consecuencias de la crisis crediticia e inmobiliaria en Estados Unidos.

Las pérdidas se mantuvieron a lo largo de todo el día, salvo en el caso de España que, sobre el mediodía, se dio la vuelta apoyada en su gran valor, Telefónica, así como en las energéticas y constructoras.

Tampoco ayudaron las pérdidas iniciales que hoy registraron las bolsas de Nueva York, después de que se conociera que la producción industrial de Estados Unidos registró en octubre la mayor caída de los últimos nueve meses, debido a la menor producción de electricidad y gas natural y a los problemas de los sectores de la vivienda y automovilístico.

Aunque pasadas unas horas de negociación al otro lado del Atlántico, el Dow Jones y el Nasdaq se dieron la vuelta, esta recuperación no llegó a tiempo a Europa, que no logró despojarse de los números rojos aunque suavizó en parte su caída.

En España, el protagonista de la sesión fue Bankinter, que tras un comienzo flojo subió con fuerza apoyado en la insistencia de las especulaciones que apuntan a que podría verse envuelto en una operación corporativa, máxime después de que Ram Bhavnani, uno de sus accionistas de referencia, haya dicho que "todo está en venta".

Así, Bankinter se revalorizó un 8,46 por ciento, a pesar de que Banco Sabadell, que suena como el principal candidato a comprar o fusionarse, negara estar interesado en la entidad que preside Pedro Guerrero.

También subieron con fuerza y se anotaron repuntes superiores al 2 por ciento Unión Fenosa, Enagás, Gas Natural y Sacyr Vallehermoso.

Entre los pesos pesados, Telefónica, que movió en bloque 4.600 millones de euros, ganó el 1,11 por ciento, mientras que Santander subió el 0,27 por ciento, Iberdrola, el 0,73 por ciento, y Endesa cerró en tablas.

Por su parte, Repsol cayó el 1,29 por ciento y BBVA, el 1,29 por ciento.

Entre los valores del Ibex-35, los mayores recortes fueron para Gamesa, que cedió el 5,67 por ciento tras comunicar que entre enero y septiembre ganó un 57 por ciento menos, e Inditex, que bajó el 2,58 por ciento.

En el mercado continuo, además de la de Gamesa, las mayores caidas fueron para Adolfo Domínguez que, con un descenso 5,15 por ciento recibió, por segunda sesión consecutiva, el castigo de los inversores tras ganar un 8 por ciento menos en los nueve primeros meses del año.

Por su parte, Avanzit fue el segundo valor que más se revalorizó, por detrás de Bankinter, con un repunte del 6,67 por ciento.