Miércoles, 26 de Noviembre de 2008

ICV preguntará al Gobierno por las llamadas del rey sobre Lukoil

Esas conversaciones podrían haber influido en el cambio de postura del Ejecutivo respecto a las negociaciones del gigante ruso y la compañía española.

I. ADURIZ / J. ROMERO ·26/11/2008 - 22:18h

El portavoz de ICV en el Congreso, Joan Herrera, presentó ayer a la Mesa del Congreso tres preguntas para el Gobierno sobre las llamadas realizadas por el rey al presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, con el fin de expresarle su posición favorable a la compra del 30% de Repsol por parte de Lukoil.

El partido catalán fue el primero en reaccionar a la información desvelada ayer por Público sobre las seis llamadas telefónicas realizadas por el monarca a Zapatero el pasado jueves. Éstas podrían haber influido en el cambio de postura del Ejecutivo respecto a las negociaciones mantenidas por el gigante ruso y la compañía española.

“Lo primero que queremos saber es si eso es cierto”, apuntó Herrera en declaraciones a este diario. A su juicio, “en el caso de que se confirmase” la información, supondría que “el rey se extralimita en sus funciones siguiendo la estela de la reina”, que en una biografía autorizada mostró su opinión sobre temas como el aborto o las bodas gays.

"El Rey no se tiene por qué meter" 

Por eso, ICV ha decidido presentar varias preguntas en las que no se hace referencia expresa a los contactos del Ejecutivo con el rey pues, como denuncia Herrera, “las preguntas que tienen que ver directamente con la Casa Real no suelen ser aceptadas por la Mesa”. Así, el diputado se interesa por si “el Gobierno, incluido el presidente”, ha mantenido “algún contacto formal o informal con algún jefe de Estado, incluido el español”, en relación con la compra de Repsol.

Sobre las llamadas también se pronunció el senador del PNV Iñaki Anasagasti, que cree que “en los asuntos en los que no hay consenso, el rey no se tiene por qué meter”. ERC y BNG eludieron hacer manifestaciones.

Además, IU-ICV, explicó Gaspar Llamazares, ha registrado una moción para que se asegure vía participación pública que empresas estratégicas sigan siendo españolas y no sean pasto de “tiburones” como Lukoil. .

Noticias Relacionadas