Miércoles, 26 de Noviembre de 2008

La CE plantea ayudas de 5.000 millones para coches ecológicos

En Europa las subvenciones servirán para modernizar la industria

G. AYUSO / AGENCIAS ·26/11/2008 - 21:46h

REUTERS - Aparcamiento de una fábrica de Peugeot en Madrid.

Las primeras propuestas de ayudas para que la industria del automóvil europea supere la crisis quedan muy lejos de las reclamadas por los fabricantes. La Comisión Europea puso ayer sobre la mesa la creación de un fondo de 5.000 millones de euros destinado a impulsar la fabricación de coches más ecológicos, con el fin de "proteger el empleo" y "asegurar la viabilidad" del sector a largo plazo.

La medida busca promover el uso de nuevas tecnologías ecológicas entre los fabricantes europeos para que se conviertan en líderes en este segmento, según defendió el presidente del Ejecutivo, José Manuel Durao Barroso, que criticó que planes como los planteados en EEUU vulneran las reglas de la Organización Mundial del Comercio. De esta forma quiso dejar bien claro que en Europa la mano se tenderá para modernizar y transformar la industria, y no tanto para subvencionarla.

La mano se tenderá para modernizar y transformar la industria, y no tanto para subvencionarla

El Banco Europeo de Inversiones vehiculará las ayudas a través de créditos a bajo coste para las fabricantes y la industria de componentes. Los 5.000 millones quedan por el momento muy lejos de los 40.000 millones en créditos blandos para la industria reclamados por la Asociación Europea de Fabricantes de Vehículos, que se mantiene a la espera de lo que discuta el próximo consejo del Ecofin el 3 de diciembre.

La CE también plantea permitir a los gobiernos que ofrezcan de forma temporal créditos subvencionados para que los fabricantes inviertan en nuevos modelos de coches y para que subsidien parte del coste de los préstamos de las entidades financieras.

Diez demandas

El presidente de la asociación de fabricantes Anfac, Francisco Javier García Sanz, trasladó el miércoles a Zapatero y Sebastián en una reunión de una hora y media un catálogo con diez medidas para corregir la situación de la industria en España. Reclamó un nuevo Prever, el aplazamiento de las cotizaciones sociales de las empresas y del IRPF, apoyo a deducciones por I+D y sobre todo que el Gobierno asegure el acceso de las empresas a las ayudas europeas.

Sebastián se negó ayer a crear un nuevo Prever con ayudas directas, si bien el resto de medidas fueron bien aceptadas durante la reunión. Anfac asegura que cuenta con el compromiso de Zapatero de que se incluirán en el Plan Integral del Automóvil en enero y que la liquidez llegará pronto a las empresas.