Miércoles, 26 de Noviembre de 2008

La Comunidad de Madrid indemniza a un hombre que pasó 31 años con una gasa en un pulmón

El olvido de los médicos provocó que T.B.P. perdiera un pulmón en 2004. La consejería de Sanidad tendrá que pagarle 90.151 euros

AGENCIAS ·26/11/2008 - 18:03h

Un hombre al que tuvieron que extirparle un pulmón como consecuencia de haberle dejado una gasa olvidada dentro en una intervención practicada en el año 1973 en el Hospital Militar Gómez Ulla, en Madrid, deberá ser indemnizado con 90.151 euros.

Así lo recoge una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) que estima "la relación causal entre los daños sufridos por el paciente y la deficiente actuación de los servicios sanitarios públicos", según la asociación El Defensor del Paciente, cuyos servicios jurídicos han tramitado la defensa del afectado.

Los hechos se remontan a 1973, cuando T.B.P., de 24 años, fue intervenido en el Hospital Militar Gómez Ulla, dependiente del Ministerio de Defensa, para extirparle parte del pulmón izquierdo.

Daños y perjuicios

Desde esta operación, el paciente sufrió numerosas enfermedades hasta que el 21 de abril de 2004 fue necesario extirparle el pulmón afectado.

Los cirujanos descubrieron entonces "un fragmento de gasa que había sido olvidada" en la operación a la que se había sometido 31 años atrás.

Como consecuencia de esto, el hombre padece neumonectomía izquierda completa, insuficiencia respiratoria restrictiva de tipo III, ansiedad derivada de la incapacidad física y el miedo a un posible cáncer, padeciendo por ello un trastorno neurótico por estrés postraumático y un daño estético ligero. En su fallo, el TSJM condena "a la Administración demandada" a indemnizar con 90.151 euros a T.B.P. por los daños y perjuicios sufridos.

Una de las representantes legales del damnificado, Julia García, ha asegurado hoy que la sentencia condena "a la Consejería de Sanidad por ser el Gómez Ulla un hospital de la red pública de la Comunidad de Madrid".

Desde esta Consejería, sin embargo, han subrayado que este centro "no pertenece" a la red pública sanitaria madrileña y que entre la Comunidad de Madrid y el Ministerio de Defensa sólo existe "un concierto" para dar cobertura de atención primaria y urgencias a residentes de los distritos de Carabanchel y Latina.