Archivo de Público
Martes, 25 de Noviembre de 2008

El temporal de nieve dificulta la situación en el norte

Seis comunidades autónomas siguen en alerta por el riesgo de precipitaciones

PÚBLICO ·25/11/2008 - 22:09h

Nieve, lluvia, puertos de montaña cerrados al tráfico y otros tantos tramos con cadenas, alumnos sin poder acudir a clase y mucho frío, sobre todo en la mitad norte de la Península. Son algunos de los efectos del temporal de nieve y viento que afecta desde hace dos días a siete comunidades autónomas y que en las próximas horas se extenderá a otras zonas, como Murcia, Alicante, Cádiz o Almería.

La nieve apareció con diferente intensidad en Galicia, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Navarra y el País Vasco. Mientras, los fuertes vientos azotaron Catalunya. Y en Baleares se activó la alarma ante la previsión de vientos y tormentas. En el litoral gallego, se activó la alerta roja (riesgo máximo) debido al fuerte oleaje, que obligó a amarrar buena parte de la flota pesquera.

La intensa nevada que cayó en algunas zonas de alta montaña de Lugo dejó ayer sin clase a 230 alumnos de 15 colegios, al no poder desplazarse por el pésimo estado de las carreteras.

Desprendimiento mortal

En Asturias, un hombre murió a última hora del lunes debido a un desprendimiento de tierra por el temporal. El vehículo en el que viajaba quedó prácticamente sepultado bajo 30 metros de piedras y tierra que cayeron sobre una carretera comarcal. Además, ayer se necesitaron cadenas para circular por algunos puertos de la región, como los de San Isidro y Pajares.

Cantabria también vivió una situación complicada. Cinco puertos de la red secundaria estuvieron cerrados al tráfico y en tres (Pozazal, San Glorio y Piedrasluengas) se precisaron cadenas. Otros 600 alumnos no asistieron a clase debido a las dificultades en el transporte escolar. Y un hombre y una mujer tuvieron que ser rescatados en el puerto de Lunada, al quedar atrapados en el interior de su vehículo.

Algo muy similar ocurrió en Castilla y León, donde 582 estudiantes se vieron afectados por la nieve: 50 rutas de transporte escolar se vieron interrumpidas. Un total de 2.348 toneladas de sal se vertieron en las carreteras de Burgos, Palencia y León, donde se cerraron siete puertos de carreteras secundarias.

En el País Vasco, remitió el riesgo de inundaciones, aunque se mantiene el Plan de Emergencia. A pesar de la crecida de los ríos, ninguno de los caudales sobrepasó el nivel de alerta y la situación de los pantanos tampoco fue preocupante. También nevó en el puerto de Orduña (Álava). Y en Navarra se cerraron dos carreteras por desprendimientos y por la crecida de un río.

La Agencia Estatal de Meteorología ha activado para hoy la alerta en Cádiz y Málaga por lluvias. La nieve, además, podría llegar a Murcia, Almería y al interior de Alicante.