Martes, 25 de Noviembre de 2008

EEUU pone en marcha un segundo plan de 600.000 millones de euros para reactivar el crédito y el consumo

La Reserva Federal ha anunciado que usará esa cantidad para la compra de activos respaldados por hipotecas para aliviar la crisis financiera

·25/11/2008 - 15:47h

REUTERS - Henry Paulson, secretario del Tesoro, duranta la rueda de prensa ofrecida este martes.

La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos anunció este martes que usará hasta 600.000 millones de euros (800.000 millones de dólares) para un doble objetivo: la compra de activos respaldados por hipotecas, a fin de aliviar la crisis financiera, y, por otra parte, reactivar el crédito y el consumo. 

Este nuevo plan se divide en dos partidas: 600.000 millones de dólares (462.000 millones de euros) para comprar activos hipotecarios y otros 200.000 millones de dólares (154.000 millones de euros) para avalar créditos al consumo.

"Los mercados financieros no están funcionando como deberían". Ese es el diagnóstico que hizo el secretario del Tesoro de EEUU, Henry Paulson, en rueda de prensa. Paulson anunció que los cambios introducidos en el plan de rescate financiero ayudarán a que "comience a reactivarse el consumo" y que los ciudadanos tengan más fácil acceder a los créditos. "La falta de créditos asequibles afecta al gasto de los consumiores y debilita la economía" de EEUU, dijo Paulson.

Animar el crédito

La Fed indicó que adquirirá hasta 100.000 millones de dólares en obligaciones directas de las gigantes hipotecarias Fannie Mae y Freddie Mac, así como de la Federal Home Loan Banks, una agencia encargada de ofrecer financiación a bajo coste a las instituciones financieras estadounidenses.

Además comprará otros 500.000 millones de dólares en activos respaldados con hipotecas que se agrupan y se venden a los inversores.

La autoridad monetaria estadounidense cree que la medida ayudará a reducir el coste y aumentar la disponibilidad del crédito para los propietarios de viviendas, lo que a su vez ayudaría a respaldar el mercado inmobiliario.

El banco central estadounidense anunció al mismo tiempo un nuevo programa para ayudar a descongelar los mercados crediticios.

El citado programa respalda deuda adquirida por los consumidores como tarjetas de crédito, hipotecas para la adquisición de automóviles y préstamos estudiantiles.

El programa permitirá conceder préstamos de hasta 200.000 millones de dólares a los titulares de activos respaldados por varios tipos de préstamos a los consumidores.

El secretario del Tesoro, Henry Paulson, anunció recientemente que el Gobierno trabajaba en el nuevo programa, que estará respaldado con una protección de crédito de 20.000 millones de dólares del plan de rescate financiero del Gobierno por valor de 700.000 millones de dólares.

Paulson tiene previsto ofrecer este martes una rueda de prensa en Nueva York en la que se espera que dé a conocer detalles adicionales del citado programa de rescate.