Lunes, 24 de Noviembre de 2008

Rajoy fuerza a Zapatero a dar mañana una explicación

El PSOE culpa al PP de haber dejado al Gobierno sin medios de salvaguarda

M.J.G/G.L.A ·24/11/2008 - 22:58h

El PP ha encontrado en la posible entrada de Lukoil en Repsol un nuevo instrumento de ataque al Gobierno.
Su líder, Mariano Rajoy, cambió ayer la pregunta que iba a realizar mañana al presidente en la sesión de control del Congreso para forzarle a dar una explicación pública sobre "cuál es la participación del Gobierno en todo este asunto", aclarar las "divisiones internas" en el equipo de Zapatero y denunciar su "tibieza" en la defensa de la españolidad de una empresa del estratégico sector de la energía.


Así lo anticipó la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, quien acusó a Zapatero de "poner en riesgo la seguridad de las familias españolas" al permitir que decisiones sobre la luz, el gas o la gasolina "se tomen en Moscú". "Ningún país de la Unión Europea lo permitiría", concluyó.
Si el PP anticipó su denuncia, el PSOE también adelantó su defensa. Su vicesecretario, José Blanco, acusó a los conservadores de actuar como ""liberales de pacotilla" porque "los mismos que ahora exigen al Gobierno que intervenga son los que entregaron el 100% al sector privado, sin poner ninguna cautela ni salvaguarda".


Blanco aseguró que el Gobierno, "respetando las normas que rigen la economía de mercado y la naturaleza privada de esa empresa, se va a ocupar de que los intereses energéticos de España estén en todo caso protegidos", aunque no aclaró cómo.
La ofensiva del PP no se limita a la pregunta de Rajoy. Estaban González Pons exigió que la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega explique el "escandaloso" nombramiento de su hermano como presidente de la Fundación Repsol, "precisamente ahora".

Noticias Relacionadas