Domingo, 23 de Noviembre de 2008

Una noche entre cartones y sacos de dormir

Más de 30.000 personas viven en España sin hogar. Con motivo del Día de los Sin Techo, las ONG's organizan una jornada bajo el lema "No tener hogar significa mucho más que estar sin techo"

PÚBLICO.ES/EFE ·23/11/2008 - 18:34h

 

No tienen casa. Duermen entre cartones. Pasan hambre, calor y frío pero, sobre todo, pasan desapercibidos. Son las personas sin hogar.

Con motivo del Día de los Sin Techo, las ONG's que trabajan con este colectivo recuerdan que más de 30.000 personas viven en España sin hogar y sin techo, al tiempo que reclaman medidas que faciliten el acceso a un vivienda digna.

La jornada, organizada por Cáritas, la Federación Europea de Asociaciones de Centros para la Integración y Ayuda a Marginados (FACIAM) y la Federación Europea de Asociaciones nacionales que trabajan con personas sin hogar (FEANTSA), se celebra bajo el lema "No tener hogar significa mucho más que estar sin techo".

Con esta iniciativa, los organizadores tratan de llamar la atención sobre las condiciones de precariedad severa y extrema vulnerabilidad de las personas que viven en la calle.

En esta edición, las ONG's denuncian el "muchas veces imposible acceso al derecho social de una vivienda digna y adecuada, que afecta con especial dramatismo a las personas sin hogar".

Por ello solicitan la aplicación de una política estatal, autonómica y local que favorezca la inclusión de los colectivos más vulnerables, así como medidas fiscales que favorezcan el alquiler y programas de rehabilitación de viviendas.

También reclaman la eliminación de medidas como los bancos con divisiones o los parques con horario así como las actuaciones policiales en centros de personas sin hogar solicitando documentación o listados de usuarios.

Alcohol, drogas y malos tratos

Los organizadores recuerdan que entre las situaciones de riesgo de exclusión social se encuentran los desahucios por impago de deudas, los realojos, los jóvenes que abandonan los centros de acogida o el hogar familiar sin recursos, las personas que salen de prisión, las rupturas familiares, las depresiones y los trabajos temporales e inseguros.

La mayoría (82%) de las personas sin hogar son varones; casi la mitad (48%) son extranjeros; el 30% tienen entre 18 y 29 años; el 13% ha recibido enseñanza superior y el 63,9% ha acabado la secundaria.

Casi tres de cada diez tuvieron padres con problemas de alcohol o drogas y el 30% ha padecido malos tratos. El 44% ha abusado de las drogas. El 10% tiene problemas graves de salud mental y el 16% fue expulsado del hogar antes de los 18 años.