Viernes, 21 de Noviembre de 2008

Los expertos prevén una caída del PIB del 1,5% en 2009

Las cajas de ahorros creen que el déficit llegará al 5,6% del PIB en 2010

B. C. B. ·21/11/2008 - 22:04h

Dos de los observatorios de referencia de la economía española, la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) y el Centro de Predicción Económica de la Universidad Autónoma de Madrid (CEPREDE), revisaron ayer a la baja sus previsiones para 2009 y auguraron que el PIB caerá hasta un 1,5% el próximo año. Los expertos han modificado sus previsiones tras conocer los datos desagregados de la evolución de la economía, publicados este miércoles.

Funcas espera que la economía aún crezca de media un 1,2% en 2008, pero luego se acelerará el deterioro, hasta caer el 1,5% en 2009. Las cajas no esperan una mejoría hasta finales de 2009 y prevén que se logre volver a crecer un 0,5% en 2010. La caída de la actividad arrastrará al déficit público hasta el 4,3% en 2009 y hasta el 5,6% en 2020. En CEPREDE ni siquiera esperan que se conserven crecimientos positivos este año y creen en una caída de la economía del 0,5%.

Ambos creen que la rápida crisis incidirá especialmente en la destrucción de empleo y en la caída de la inversión. Funcas cree que la tasa de paro alcanzará el 18% en 2010. Mientras, la inversión se recortará alrededor de un 8% en 2009, según los dos servicios de estudios.

Para subsanar los efectos de la crisis, los economistas reunidos ayer en Zaragoza en el VII Congreso Nacional de Economía, propusieron crear un plan de inversión pública que incentive el I+D+i y que favorezca el sostenimiento del empleo. Según el Colegio de Economistas, la duración de la crisis dependerá de las medidas que se tomen.

Recorte de tipos

La crisis económica llevará, eso sí, a una moderación de la inflación, que Funcas sitúa entre un 3% y un 2,4% de media para los próximos años. Esta relajación de los precios allanará el camino a los recortes de tipos de interés. Según el servicio de estudios de Citi, el Banco Central Europeo dejará el precio del dinero en el 1% a mediados del próximo ejercicio.El consejero del BCE, José Manuel González Páramo consideró que las medidas adoptadas por los diferentes Gobiernos tienen “signos positivos”, aunque aseguró que es “demasiado pronto” para evaluar los efectos que tendrán. Por el momento, ya han tenido un impacto positivo en los mercados financieros, pero todavía está lejos “la normalidad”, dijo.