Jueves, 20 de Noviembre de 2008

'Txapote' grita fascista al tribunal que le juzga por asesinar a López de Lacalle y el fiscal pide 30 años de cárcel

La Audiencia Nacional juzga al ex jefe del aparato militar de ETA por ordenar el asesinato del periodista José Luis López de Lacalle 

EUROPA PRESS ·20/11/2008 - 13:48h

El ex jefe del aparato militar de ETA Francisco Javier García Gaztelu, alias Txapote, llamó hoy a gritos "fascista" y "teatro" al tribunal de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional que le ha juzgado por ordenar el asesinato del periodista José Luis López de Lacalle al inicio del juicio que quedó visto para sentencia después de que el fiscal Luis Barrosos elevase a definitiva su petición de 30 años de cárcel para el etarra.

"No acepto este tribunal fascista por lo que no voy a tomar parte en este teatro". Esta declaración, proferida a gritos y en euskera al inicio del juicio, fue la única participación del etarra durante el proceso. "¿Tampoco va a responder a su abogado?", le cuestionó el presidente del tribunal, el juez Fernando García Nicolás, quien no recibió más respuestas del terrorista. Txapote se limitó a darle la espalda sin contestar.

El acusado siguió buena parte de la vista sentado en uno de los bancos habilitados en el interior de la celda acristalada desde la que presencian habitualmente los juicios los procesados por terrorismo. El etarra se levantó en el momento en el que el juez llamó a declarar como testigo a José Ignacio Guridi Lasa, su compañero de comando y condenado por ser el autor material del asesinato del periodista en las inmediaciones de su casa de Andoain (Guipúzcoa). 

'Txapote', con gesto sonriente, se puso en pie y saludó a Guridi Lasa alzando el puño y dando un golpe en el cristal de la celda.

"No respetáis los derechos de los vascos y no tengo nada que decir" 

Por su parte, el asesino de López de Lacalle correspondió a los saludos con sonrisas antes de negarse también a declarar. "Vosotros no respetáis los derechos de los vascos y no tengo nada que decir", espetó el terrorista, generando algunas reacciones de rechazo entre la zona habilitada para el público.

Antes de su breve interveción, uno de los testigos policiales que comparecieron en la vista, recordó como, tras su detención, Guiridi Lasa declaró que la orden de asesinar a López de Lacalle fue dada por Txapote.

En la misma línea, todos los agentes que prestaron declaración ratificaron la versión del fiscal, quien acusa a Txapote de inducir al atentado a Guridi Lasa, al que previamente había ordenado organizar un 'comando' legal que recibió el nombre de 'Totto' y en el que se integraron Asier Arzallus Goñi, Santi; y Aitor Aguirrebarrena, Peio.

Tras realizar vigilancias durante una semana en el domicilio del periodista y después de tres intentos frustrados para acabar con su vida, Lasa Guridi consumó el atentado a las 9.30 horas del 7 de mayo de 2000 mientras sus compañeros vigilaban. Alrededor de esa hora efectuó cuatro disparos que impactaron en la nuca, la sien, el tórax y el abdomen de López de Lacalle y le causaron la muerte de forma inmediata.

Agenda con anotaciones

Entre las pruebas en las que se basa la Fiscalía, se encuentra una agenda que el ex jefe militar de la organización terrorista portaba en el momento de su detención, el 22 de febrero de 2001, en la que figuraban anotaciones manuscritas sobre cuatro citas con este 'comando' entre enero y marzo de 2001. Uno de los peritos que compareció en la vista se refirió a esa agenda y confirmó, "sin dudas", que aquellas anotaciones habían sido escritas "por una sola persona, Javier García Gaztelu".

Por estas razones, el fiscal Luis Barroso elevó a definitiva su peticón de 30 años de cárcel para el etarra como inductor directo de un delito de terrorismo con la agravante de alevosía, a lo que añade la obligación de indemnizar a la familia de López de Lacalle con 300.506 euros.

"Fue asesinado por opinar libremente y tener ideas diferentes a las de ETA" 

"Queda acreditado que García Gaztelu dio la orden, primero porque en ese momento era el jefe militar de la banda y segundo por su relación con el 'comando Totto' acreditada a partir de los apuntes manuscritos recogidos en su agenda", defendió el representante del Ministerio Público.

Por su parte, el abogado de la familia López de Lacalle, que ejerció como acusación particular, denunció que el periodista había sido asesinado "por opinar libremente y por tener ideas distintas a las de la banda terrorista". Este letrado solicitó la misma pena para 'Txapote' pero aumentó su petición de indemnización a 500.00 euros. Por último, el abogado del acusado defendió la libre absolución de su cliente.

Txapote fue entregado por Francia en diciembre de 2007 para cumplir los cinco años de condena que le restaban en Francia, en aplicación de un convenio del Consejo de Europa de 1983 que permite a los penados pasar el resto de su condena en su país de origen si así lo solicitan. En los doce meses que el terrorista permaneció en España se sentó ocho veces en el banquillo de la Audiencia Nacional y fue condenado a más de dos siglos y medio de cárcel, entre otras causas por los asesinatos de Miguel Angel Blanco, Fernando Múgica y Gregorio Ordoñez.