Viernes, 16 de Noviembre de 2007

García Escudero acusa a Zapatero de transformar sus "grandes palabras" en "mentiras"

EFE ·16/11/2007 - 08:22h

EFE - El presidente del PP, Mariano Rajoy (c), junto a los dirigentes de su partido Eduardo Zaplana, Ángel Acebes, Pío García Escudero y Javier Arenas, al inicio de la primera jornada de la Conferencia Política que los populares celebran este fin de semana.

El coordinador de la campaña electoral del PP, Pío García Escudero, acusó hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de "transformar sus grandes y demagógicas palabras en enormes mentiras y tomaduras de pelo", y calificó esta legislatura de los socialistas de "enorme socavón".

En su intervención en el acto de inauguración de la Conferencia Política que el PP celebra durante tres días en Madrid, García Escudero afirmó que a su partido ni le "lastra" el pasado ni les "atenaza ningún relativismo acomplejado" sino que tiene la mirada "puesta en el futuro" y "mira hacia delante".

Tras asegurar que sólo faltan tres meses para que Mariano Rajoy sea presidente del Gobierno, destacó que al PP no le guían más intereses que el progreso de España, y añadió: "No nos obsesionan cuentas pendientes con el pasado ni relecturas históricas".

"Sólo a los temerarios se les ocurre conducir sin apartar la vista del retrovisor", aseveró.

En este sentido, insistió: "Ni nos lastra el pasado ni nos atenaza ningún relativismo acomplejado. La gente del PP estamos libres de esas ataduras y nada nos impide avanzar con la mirada puesta en el futuro y mirando hacia delante".

"La sociedad no quiere vivir pendiente de nostalgias y memorias históricas. Ya fuimos capaces de cerrar viejas heridas y tomar buena nota para no perderse en vías muertas que, a lo largo de cuatro años, Zapatero ha estado pendiente de desenterrar permanentemente", añadió el portavoz del PP en el Senado.

En su opinión, la sociedad española es "sobradamente madura" y "no necesita de ingenieros sociales ni líderes iluminados, ni nadie que le diga cómo pensar o actuar". "No necesita que nadie le adoctrine con catecismos", agregó.

García Escudero aseguró que los ciudadanos están "hartos" de quienes "se empeñan en discutir la identidad como nación" y al respecto dijo que durante treinta años las normas básicas de convivencia han funcionado bien en España.

"Jamás como hoy ha existido un mayor divorcio entre el consenso social y el grado de confrontación que Zapatero ha llevado al terreno político", insistió, antes de añadir que el "gran legado" del presidente del Gobierno será haber distanciado "de forma kilométrica" a la política de la sociedad.

Aseguró que la política del Gobierno es la del "avestruz: cuando hay dificultad, esconderse", y añadió: "Este es el zapaterismo en estado puro: la nada".