Miércoles, 19 de Noviembre de 2008

Una mujer recibe el primer trasplante de tráquea sin fármacos

Reuters ·19/11/2008 - 11:48h

Por Michael Kahn

Una mujer colombiana ha recibido el primer trasplante de tráquea hecho a medida del mundo, obtenido al sembrar un órgano donante con sus propias células madres para evitar que su cuerpo lo rechace, reportó el miércoles un equipo internacional de investigadores.

El éxito de de la operación, realizada en junio usando tejido generado por la propia médula espinal de la mujer, plantea la posibilidad de trasplantar otros órganos sin fármacos para inhibir el sistema inmunológico, dijeron.

Los doctores se esfuerzan porque coincida el tipo de tejido al trasplantar órganos para que el cuerpo no rechace completamente el nuevo órgano, pero los pacientes usualmente deben tomar inmunosupresores por el resto de sus vidas.

"La probabilidad de que esta mujer tenga un rechazo es casi cero por ciento", dijo a una conferencia de prensa el doctor Paolo Macchiarini, jefe de cirugía torácica en el Hospital Clinic de Barcelona quien realizó el trasplante.

"La paciente está disfrutando de una vida normal sin señales de rechazo tras cuatro meses", señaló.

Claudia Castillo buscó ayuda tras un caso de tuberculosis que destruyó parte de su tráquea -el conducto conectado a los pulmones- y la dejó con dificultades para respirar, propensa a infecciones e incapaz de cuidar a sus dos hijos.

La única opción de la mujer de 30 años, además de la cirugía experimental, era que los doctores removieran parte de su pulmón, una elección que habría degradado seriamente su calidad de vida, dijeron los investigadores.

"No es sólo un asunto de vida, es un asunto de calidad de vida", dijo Martin Birchall, un cirujano en University of Bristol, quien ayudó a tratar a Castillo.

ORGANO HIBRIDO

Tras encontrar un donante, los investigadores primero removieron las células del donante de la tráquea trasplantada y luego obtuvieron células madres de la médula espinal de Castillo, que hicieron crecer en células de cartílagos.

Luego, el equipo plantó esas células en el exterior de la tráquea del donante usando un artefacto desarrollado en el Politécnico de Milán, en Italia, que incubó las células. Los investigadores utilizaron el mismo artefacto para hacer células epiteliales para construir el forro de la tráquea.

Esto creó un órgano híbrido en un laboratorio que el cuerpo de Castillo identificaría como propio y haría innecesarios los fármacos inmunosupresores, dijeron los investigadores.

Finalmente, el equipo injertó un trozo de 5 centímetros de la tráquea en el dañado bronquio izquierdo principal de Castillo, que conecta la tráquea al pulmón izquierdo.

Castillo, quien vive en España, no tuvo complicaciones tras la cirugía y abandonó el hospital luego de 10 días. Está volviendo a sus actividades normales e incluso llamó a sus doctores desde un club nocturno para decirles que había estado bailando toda la noche, dijeron los investigadores.