Miércoles, 19 de Noviembre de 2008

"Si aumentan las tropas, nosotros aumentaremos sus ataúdes"

Los talibanes afganos amenazan con intensificar su lucha armada mientras no se retiren las tropas de los países extranjeros

EFE ·19/11/2008 - 10:16h

EFE - El fin de la violencia en Afganistán no parece estar cerca.

Los talibanes afganos han asegurado que intensificarán su resistencia si aumentan las fuerzas extranjeras destacadas en Afganistán, como se propone el presidente electo de EEUU, Barack Obama.

"Si los países extranjeros aumentan sus tropas, nosotros aumentaremos sus ataúdes", dijo el portavoz talibán, Mohammed Yousif Ahmadi, en declaraciones a la agencia afgana AIP.

Ahmadi conminó a las fuerzas internacionales a retirarse de Afganistán, tras asegurar que esa es la "solución" para el conflicto en ese país. "Ni el despliegue de tropas adicionales en Afganistán es la solución a los problemas ni las tropas extranjeras podrán capturar el país por este camino", manifestó.

"Los recursos siempre fracasan frente a la fe" y además "las tropas internacionales son extranjeras, mientras que los talibanes somos la gente de este pueblo y la gente está con nosotros", abundó Ahmadi.

"Si un afgano muere, los extranjeros también"

En caso de refuerzo de las misiones internacionales en Afganistán, "la resistencia se intensificará en la misma proporción con la que aumenten las tropas en el país", amenazó. "La guerra no trae ganancias. Si un afgano muere, los extranjeros también mueren. Además, la economía mundial está al borde del colapso por el efecto de la guerra afgana", añadió.

En lo que va de año han muerto 4.500 personas, 1.500 eran civiles

EEUU comanda en Afganistán una coalición que cumple la misión antiterrorista "Libertad Duradera" y cuenta con una mayoría de soldados estadounidenses (unos 15.000). Además, la OTAN tiene desplegados unos 48.000 miembros de la Fuerza de Asistencia para la Seguridad (ISAF), 18.000 de ellos norteamericanos, que tienen mandato de la ONU.

En el país, han muerto en lo que va de año unas 4.500 personas en combates entre ambos bandos, atentados de la insurgencia y bombardeos de las fuerzas internacionales, según cálculos periodísticos. Unos 1.500 de ellos eran civiles, según datos de la ONU.


Noticias Relacionadas