Martes, 18 de Noviembre de 2008

Bono: "Los de los partidos propios son unos hijos de puta"

Una cámara indiscreta graba al presidente del Congreso

PÚBLICO.ES ·18/11/2008 - 21:05h

“Hay mucha santa, algún malo... y los de los partidos propios son unos hijos de puta”. Estas palabras son del presidente del Congreso, José Bono, a propósito de la polémica creada por la decisión de la Mesa de poner una placa en homenaje a la monja Maravillas de Jesús.

Bono trató de atribuir las palabras 'robadas' a un "tono de broma"

Las palabras quedaron registradas por la cámara del pool de televisión que grababa imágenes en los pasillos del Congreso, poco antes de las nueve de la noche. La intención de quienes operaban con esta cámara era recabar una declaración del presidente de la Cámara al hilo de la mencionada controversia, pero Bono sorteó a los periodistas y, en el umbral de una de las puertas que da acceso al hemiciclo, se entretuvo durante unos breves minutos con tres diputados del PP. La cámara, a sólo tres metros de él, seguía enfocándole con la antorcha de luz encendida.

Fue Fernando López-Amor quien reclamó su atención y de inmediato se unieron los otros dos diputados conservadores que mantenían una charla con él y con una periodista en el pasillo. Las otras dos personas que participaron en la “conversación distendida” fueron los también diputados del PP Aurelio Romero Girón y Javier Gómez Darmendrail.

Una vez terminado el pleno, Bono trató de enmendar su error y se acercó a los periodistas que le esperaban con la seguridad de que le preguntarían por sus palabras. “Creo que me han robado unas palabras”, comentó con cara de circunstancias. Luego llegaron las explicaciones.

Pidió disculpas

Según el presidente del Congreso, el tono era “de broma, informal”. “Nadie”, continuó, “puede pensar que después de cuarenta años” en el PSOE ese comentario vaya en serio. Por si acaso, Bono pidió perdón públicamente a todo aquel a quién “eso que dicen que he dicho” haya podido ofender.

El comentario privado a diputados del PP refleja la tensión con el PSOE

Aunque, según se aprecia en la grabación robada, Bono utilizó un tono confidencial, casi íntimo, que obliga a afinar el oído para captar sus palabras, sus comentarios privados son prueba de la tensión que la polémica de sor Maravillas ha generado en la relación con su grupo.

La dirección socialista se afana en buscar una fórmula que evite la colocación de la placa y, al mismo tiempo, que quede desairado Bono. Pero las diferencias ya se pusieron de manifiesto cuando la vicepresidenta primera, Teresa Cunillera, exteriorizó su desacuerdo ausentándose de la votación en la reunión de la Mesa que aprobó el homenaje a la monja canonizada, la semana pasada.

 "Quiero escuchar con respeto a todos, que es lo que estoy haciendo y en ningún caso podrán decir que he dicho algo acerca de sus comentarios. Voy a escucharles y cuando tenga algo que decirles no tengan duda que se lo haré saber", zanjó.

Noticias Relacionadas