Lunes, 17 de Noviembre de 2008

Delanoë apoya a Aubry para bloquear a Ségolène Royal

La izquierdista queda al borde de la mayoría absoluta para ser la líder del PS francés.

El proyecto de los tres candidatos

ANDRÉS PÉREZ ·17/11/2008 - 22:29h

Delanoë saluda a Aubry en el congreso socialista.REUTERS

Martine Aubry, la candidata de izquierda al liderazgo del Partido Socialista francés (PS), recibió ayer un apoyo determinante en su reto contra la centrista Ségolène Royal. El alcalde de París, Bertrand Delanoë, decidió salir de su reserva y pidió al 25% de militantes que le apoyan que se vuelquen "masivamente" en favor de la llamada Señora 35 horas.

Aubry, autora de la histórica ley de la semana laboral de las 35 horas, ya contaba con un capital propio de algo menos de un 25% de la militancia socialista. Ahora, gracias al apoyo de Delanoë, se coloca virtualmente al borde de la mayoría absoluta que le daría el cargo de primera secretaria del PS en el referéndum de los militantes socialistas, que se celebra el jueves, sin necesidad de ir a una segunda vuelta.

En una carta abierta a los militantes, Delanoë, alcalde de París y uno de los llamados elefantes del PS, justificó su decisión subrayando que lo que está en juego es "decisivo" y, en su opinión es "la identidad misma del Partido Socialista".

"Los franceses necesitan un instrumento capaz de proponer respuestas operativas a su sufrimiento social"

"Los franceses necesitan un instrumento capaz de proponer respuestas operativas a su sufrimiento social" frente a "una política gubernamental brutal e injusta", justificó Delanoë.

Con esa explicación, el alcalde de París manifestó su apoyo político a la opción de Aubry: la de transformar al PS en una máquina de guerra contra las políticas de regresión social de Nicolas Sarkozy. Aubry ha dicho que prevé crear de inmediato la figura de un delegado socialista por provincia para luchar a diario contra la discriminación de empleo, administración y ocio que sufren los jóvenes de las barriadas.

Los partidarios de Royal protestaron de inmediato. También lo hizo el tercer candidato en liza, el joven Benoît Hamon, a quien el acuerdo Aubry-Delanoë deja sin esperanzas de poder pesar suficientemente en el acuerdo que ya tiene con Aubry.