Lunes, 17 de Noviembre de 2008

Preservación de embriones da resultado en pacientes con cáncer

Reuters ·17/11/2008 - 17:32h

Por Karla Gale

Congelar embriones antes de someterse a una terapia oncológica que produce infertilidad es una buena opción para las mujeres con cáncer, indicó un nuevo estudio.

Sus autores, que presentaron los resultados esta semana en la 64 reunión anual de la Sociedad Estadounidense de Medicina Reproductiva, en San Francisco, sostienen que recomendarlo en el consultorio ayuda a preservar la fertilidad de las pacientes oncológicas, dado que la quimioterapia y la radioterapia dañan los ovarios.

"Existen pocos estudios sobre los resultados clínicos de las pocas mujeres jóvenes con cáncer que optan por la criopreservación de embriones" antes de recibir un tratamiento tóxico, comentó a Reuters Health el doctor Bo Yu, que presentó el estudio.

El equipo, del Hospital Presbiteriano y del Centro Médico de Columbia University en Nueva York, revisó las historias clínicas de 12 pacientes menores de 40 años (9 con cáncer de mama, una con cáncer de colon, una con cáncer rectal y una con sarcoma de células sinoviales) y 48 mujeres "control" de la misma edad.

La cantidad de óvulos maduros obtenidos fue similar en ambos grupos (10,8 frente a 9,2), mientras que las tasas de fertilización eran también comparables (un 64 frente a un 67 por ciento).

"En el cáncer en estadio temprano hay una ventana de unas seis semanas a partir de la cirugía que le permite a las mujeres recuperarse de la intervención y que demostró ser un período de espera seguro antes de comenzar con quimioterapia o radioterapia", dijo Yu.

"Esa es la ventana de oportunidad para que las pacientes decidan preservar la fertilidad sin demorar el inicio del tratamiento oncológico", añadió.

En un segundo estudio, los médicos evaluaron el efecto de la quimioterapia sobre la función ovárica en 26 mujeres jóvenes con cáncer de mama en estadio I y II. Las pacientes recibieron adriamicina, ciclofosfamida y paclitaxel durante seis meses.

La quimioterapia redujo la reserva ovárica "rápido y significativamente".

Aunque los niveles hormonales se recuperaron rápidamente (el 58 por ciento de las mujeres recuperó la menstruación a las 52 semanas), la reserva ovárica de todas las participantes se mantuvo por debajo del nivel normal.

Pero a pesar de la preocupación de la pérdida de la fertilidad por la quimioterapia, "documentamos que el embarazo es posible", afirmó el equipo.

"A través de la publicación de los resultados queremos aumentar en médicos y pacientes la conciencia sobre los efectos gonadotóxicos de la quimioterapia. Los médicos deberían aconsejar a las pacientes que reciben el diagnóstico de cáncer que consideren el tratamiento para preservar la fertilidad", finalizaron los autores.