Archivo de Público
Viernes, 16 de Noviembre de 2007

Los Príncipes contemplan en la Ciudad Prohibida la mejor armería del Palacio Real

EFE ·16/11/2007 - 10:23h

EFE - Los Príncipes de Asturias, durante la visita a la Ciudad Prohibida de Pekín, donde inauguraron la exposición "Arte y Caballería en España la Real Armería de Madrid".

La Ciudad Prohibida de Pekín ha abierto sus puertas para mostrar la mentalidad de los nobles caballeros europeos de los siglos XI al XV a través de su armería, un tesoro del Palacio Real de Madrid que ha viajado hasta China y que hoy ha recibido la visita de los Príncipes de Asturias.

Para que España se conozca mejor en el país asiático, la Sociedad Española para la Acción Cultural Exterior (SEACEX) y Patrimonio Nacional, con el patrocinio de la Fundación Caja Madrid, ha organizado esta muestra, uno de los acontecimientos destacados del "Año de España en China".

Esta conmemoración ha sido el motivo de la visita de tres días de los Príncipes de Asturias a Shanghai y Pekín y que hoy culminan tras apoyar con su presencia diferentes actos empresariales, comerciales y culturales.

Don Felipe y Doña Letizia, además de ver la exposición, pasearon por la Ciudad Prohibida, residencia de los emperadores chinos que ya conocía el Príncipe, pero no su esposa.

A pesar de que algunas de sus edificaciones están siendo reformadas y están cubiertas con andamios, los Príncipes disfrutaron de las dependencias del palacio imperial de las dinastías Ming y Qing.

Además de cientos de turistas, la Ciudad Prohibida también recibió la visita de la comitiva del ministro de Asuntos Exteriores de Venezuela, Nicolás Maduro, en visita oficial a China.

Aunque las comitivas, en sus vehículos, de Venezuela y la de los Príncipes coincidieron en la entrada al recinto imperial, en su interior no hubo coincidencias.

Maduro dijo ayer en Pekín que en la Cumbre Iberoamericana de Chile el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, defendió claramente "la dignidad del jefe de Estado, el país y el pueblo venezolanos".

En la Cumbre de Chile, el Rey Juan Carlos espetó a Chávez "¿por qué no te callas?" cuando interrumpió al jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, al pedir al mandatario venezolano que retirara sus descalificaciones al ex gobernante español José María Aznar.

En su visita a la Ciudad Prohibida, los Príncipes contemplaron la exposición "Arte y caballería en España" que reúne 150 objetos del Museo de la Armería del Palacio Real en la sala de exposiciones de la Puerta Sur.

Las armaduras ecuestres de Carlos V o Felipe II, las armas de lujo que recibían los reyes como regalos diplomáticos o las ballestas de caza, precisamente inventadas por los chinos, intentan transmitir el ideal del noble caballero en Europa.

Las armas que se exhiben no son para luchar, sino que representaron la mentalidad de la caballerosidad y el poder de sus dueños, explicó a Efe el comisario de la muestra y conservador del Museo de la Real Armería de Madrid, Alvaro Soler.

Armas y armaduras empleadas sólo para las paradas militares, otras utilizadas en los torneos o en la práctica de la caza y valiosos regalos de estado se pueden visitar en la muestra.

Esta colección fue iniciada por Felipe II al ordenar a sus sucesores que no vendieran nunca sus armas ya que, hasta entonces, era tradicional que a la muerte de un rey sus herederos se desprendieran en las almonedas de estas pertenencias para poder pagar deudas.

En la visita a la muestra, los Príncipes de Asturias estuvieron acompañados por José Antonio Bordallo, gerente de Patrimonio Nacional; Pilar González, gerente de SEACEX; Rafael Spottorno, director de la Fundación Caja Madrid, y por el comisario Álvaro Soler.

La exposición cuenta con la colaboración de los Ministerios españoles de Asuntos Exteriores y de Cooperación y de Cultura, de la Dirección General de Asuntos Exteriores del Ministerio de Cultura de la República Popular China, del Instituto Cervantes y de la Embajada de España en Pekín.