Archivo de Público
Jueves, 15 de Noviembre de 2007

Cañada: nueva guerra entre Esperanza Aguirre y Ruíz Gallardón

El Defensor del Menor reclama coordinación entre administraciones y recursos sociales para atender a los niños

MARTA HUALDE ·15/11/2007 - 22:17h

Las aguas seguían ayer revueltas entre las administraciones competentes en la Cañada Real Galiana. Las responsabilidades no se aclaran o parece que no se quieren asumir. El Ayuntamiento y la Comunidad protagonizaron ayer un nuevo asalto.

El alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón recordaba en la Junta de Gobierno que la presidenta regional, Esperanza Aguirre no había respondido a su solicitud de crear una comisión conjunta para atajar el problema. Ella en la Asamblea por la tarde aseguraba que por su parte estaba resuelto. Para el Defensor del Menor, Arturo Canalda, que ayer intervino en este mismo foro, no.

"Resulta preocupante la situación de los menores que residen en los poblados chabolistas de nuestra región, principalmente la Cañada Real Galiana". Así expresó el defensor su inquietud por los niños de esta barriada. Solución: "Coordinación entre Administraciones y organismos sociales, educativos y sanitarios". Mientras ayer el alcalde del Ayuntamiento de Madrid insistió en que la Comunidad debe crear una comisión de coordinación de las administraciones implicadas en la Cañada Real: Ayuntamiento de Madrid, de Rivas-Vaciamadrid y la Comunidad y Delegación de Gobierno. Pero su aire conciliador topó de lleno con la negativa de Esperanza Aguirre.

Sólo actúan agentes forestales

"Ya Napoléon decía que cuando se quiere solucionar un asunto, se soluciona, y que cuando no se quiere solucionar, se nombra una comisión", fue su inmediata respuesta a Gallardón. No se quedó satisfecha. Era el momento de atacar al alcalde de Rivas Vaciamadrid, José Masa, de IU. "¿Qué ha hecho durante años para evitar nuevos asentamientos?", preguntó. Alardeó en la Asamblea de que ella ha enviado dos coches con cuatro agentes forestales diarios al día: "Denuncian nuevos asentamientos".

En su comparecencia en el Pleno de la Asamblea para presentar el informe de la Institución de 2006, Canalda reclamó recursos para estos menores. Defendió la necesidad de ampliar la dotación de los equipos que trabajan en las zonas, tanto de la Administración como de la iniciativa social. Reconoció que responder a las necesidades de la infancia que vive allí "no es tarea fácil".

Canalda alertó de que, en general, la institución que dirige ha detectado situaciones de riesgo de los menores por mendicidad, negligencia y otras tiplogías de maltrato infantil, asociadas a entornos socialmente desfavorecidos. Recordó la existencia de un grupo de trabajo permanente para coordinar la atención a los menores en esos asentamientos. Confía en que sus propuestas contribuyan a erradicar estas situaciones de exclusión.

Aumento de violencia escolar

Los conflictos de convivencia escolar también alarman al defensor del Menor. Ha detectado un incremento "considerable" de casos de violencia en las aulas. Esta institución ha destinado un profesional "prácticamente en exclusiva" a la atención y tramitación de estas quejas. También media entre las partes implicadas en el conflicto para frenar comportamientos violentos y promover soluciones para estas situaciones.

Las actuaciones violentas de los menores no se quedan en la escuela sino que provienen o prosiguen en casa. "Cada vez recibimos más quejas de menores que maltratan a sus padres y de menores violentos", dijo Canalda. Pero cree que se ha reducido el nivel de agresiones gracias a los recursos diseñados para los menores con graves trastornos de conducta, como plazas en centros especializados.

El alcohol y las drogas también tienen "gravísimas repercusiones" en las condiciones de vida de los menores, según el defensor. En 2006, todos los estudios destacaban el aumento del consumo de bebidas alcohólicas, hachís y cocaína en la población de 14 a 18 años. La edad de inicio se establecía cada vez antes.

La influencia de la televisión también preocupa a Canalda. "Los chicos suelen ver programas de adultos", alertó. A su juicio, el Código de Autorregulación de Contenidos Televisivos e Infancia no ha mejorado la oferta televisiva en el año 2006 desde la protección a los menores. Denuncia que las cadenas de televisión firmantes de ese acuerdo no han modificado sustancialmente sus parrillas de programación y siguen emitiendo programas "claramente inadecuados" para los niños. Internet se convierte en otro peligro para los niños. Su riesgo: "nuevas patologías y adicciones entre sus usuarios", alertó.

Quejas por vulneración de derechos de niños

1.660 reclamaciones

En 2006, el defensor recibió 1.660 expedientes de queja sobre posibles vulneraciones de los derechos de la infancia. Casi la mitad, en el ámbito educativo y cultural.

140 minutos de televisión

Los niños de 4 a 12 años ven la televisión una media de diaria de 140 minutos. Con frecuencia, se sientan solos frente al televisor. Tienen preferencia por las series de ficción emitidas de diez a doce de la noche.

72% usuarios de Internet

Más de siete de cada diez menores de 10 a 14 años utilizan Internet, un 24% más que los que usan la Red entre los 16 y l os 74 años (48 %).

58 % con móvil

Más de la mitad de los niños de 10 a 14 años (58%) dispone de teléfono móvil para uso propio. Este porcentaje está 24 puntos por encima de 2003.

1.396 menores delincuentes

Canalda recordó que, según datos de la Fiscalía, 1.396 menores de 14 años cometieron en 2006 delitos o faltas. El 83% que han salido de un centro de menores no ha vuelto a delinquir.