Archivo de Público
Jueves, 15 de Noviembre de 2007

Un magistrado conservador niega de nuevo que los recusados por el PP defendieran la LOTC

EFE ·15/11/2007 - 15:34h

EFE - El pleno del Tribunal Constitucional no resolverá sobre la recusación de cinco de sus magistrados en el recurso del PP contra la Ley Orgánica de esta institución (LOTC) hasta que las partes examinen escritos relacionados con las tres presentadas por este partido. En la imagen, la presidenta del TC, Maria Emilia Casas.

El magistrado conservador del Tribunal Constitucional Ramón Rodríguez Arribas ha desmentido por segunda vez que los tres jueces progresistas recusados por el PP por haberse pronunciado supuestamente a favor de la reforma de la Ley Orgánica de este órgano (LOTC) manifestaran esa opinión.

El PP recusó el pasado 25 de octubre a Manuel Aragón, Pascual Sala y Pablo Pérez Tremps basándose en una información publicada el día anterior por El Mundo en la que se aseguraba que éstos "se mostraron partidarios de la reforma de la LOTC" en una reunión convocada por la presidenta del Alto Tribunal, María Emilia Casas, el pasado 12 de junio.

En su escrito de recusación, el PP -que pretende apartar a los tres magistrados progresistas de las deliberaciones sobre el recurso de inconstitucionalidad que ha presentado contra la reforma de la LOTC- aportaba como prueba la información del periódico y pedía la declaración de la presidenta para confirmarla.

Tanto los tres recusados como Casas y los otros dos miembros del tribunal presentes en la citada reunión, que eran los conservadores Guillermo Jiménez y Ramón Rodríguez Arribas, firmaron entonces una carta que remitieron al presidente accidental del pleno, Vicente Conde, en la que afirmaban que lo publicado por El Mundo no era cierto.

Ahora, Rodríguez Arribas ha vuelto a desmentir esa información en una nueva misiva dirigida a Conde y conocida hoy.

"En efecto, corresponde a la verdad que, contra lo expuesto en el periódico, en aquella reunión no se habló de la constitucionalidad de la ley reformadora de la LOTC", dice el magistrado en su carta.

El Mundo añadía en su información que Rodríguez Arribas "no quiso manifestar su opinión" sobre la LOTC, "remitiéndose al pleno del tribunal" y que uno de los luego recusados, Manuel Aragón, "llegó a proponer incluso que se difundiera una nota de prensa para dar a conocer el parecer favorable de lo que entendía era la mayoría del tribunal".

Rodríguez Arribas también desmiente estos dos extremos en su carta.