Jueves, 15 de Noviembre de 2007

Andalucía estrena la Ley de Dependencia

OLIVIA CARBALLAR ·15/11/2007 - 21:54h

A partir del lunes, el PP perderá una de sus armas principales en su ataque a las leyes sociales del Gobierno. Medio centenar de cuidadores andaluces estrenarán ese día la Ley de Dependencia en España. Serán los primeros en cobrar entre 390 y 487 euros al mes, además de la cantidad resultante del efecto retroactivo de la norma. Andalucía (PSOE) confirma así su posición de liderazgo en la aplicación de una ley vilipendiada por los retrasos en su ejecución. Unos retrasos que sitúan a Madrid y Murcia, ambas gobernadas por el PP, a la cola.

"Más de la mitad de las personas ya valoradas en España [más de 150.000, según el Gobierno] pertenecen a Andalucía, la comunidad más avanzada en su aplicación", reconoció ayer el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, que acudió a un encuentro con los 50 cuidadores que percibirán esta ayuda en Sevilla. La cifra aumentará a 2.000 a mediados de diciembre y a 5.000 a final de año, según confirmó la consejera andaluza de Igualdad, Micaela Navarro.

A partir de ahí, la velocidad en la concesión de prestaciones irá "a velocidad de crucero". Lo aseguró también ayer el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, en el Parlamento: "Espero que en el plazo de tres meses se normalice la situación". Según el presidente, que admitió los retrasos en la aplicación de la norma, en Andalucía han sido presentadas 73.479 solicitudes, de las que se han valorado y dictaminado 34.939.

Además, 9.485 personas tienen reconocida la prestación y a otras 9.200 se les está aplicando el plan individual de atención, paso previo a la ayuda, informa Efe. "¿Cuál es la comunidad gobernada por el PP que pueden considerar como punto de referencia de la gestión de la Ley de Dependencia?", se preguntó Chaves ante las críticas de la presidenta del grupo popular en Andalucía, Teófila Martínez.

Un homenaje a los derechos

"Después de toda una vida trabajando, por fin una ley se acuerda de nuestros derechos". Así fue cómo agradeció uno de los 50 cuidadores al ministro la aprobación de la ley, en vigor desde enero. Y el ministro, tras las palabras de ánimo de la consejera, tampoco se quedó atrás en términos de elogio. "Zapatero me preguntó que si quería ser el ministro de las personas y aquí estoy, con vosotros, en la parte bonita de la política que no sale en los periódicos". Y se quejó: "¿Saben que los trabajadores con discapacidad son las que menos bajas tienen?". Aquí está. La parte bonita de la política en este periódico.

"Soy como la madre de mi propia madre"

El papel que lleva Carmen Acosta en una carpeta de plástico dice que va a cobrar el lunes 2.775,90 euros porque presentó la solicitud en mayo. Y a partir del próximo mes, la cantidad será de 462,90 mensuales. Carmen tuvo que dejar de trabajar en una bodega de Jerez de la Frontera (Cádiz) para cuidar a su madre, que tiene 90 años y una larga lista de enfermedades: “Es diabética, ha tenido infartos, anginas de pecho...”. De todo. Y aunque su vida ha sido muy dura, ayer estaba feliz. “Traigo el papel porque es la prueba de que nos lo merecemos”. Tiene 56 años y se niega a que su madre vaya a una residencia. “Ahora yo soy como la madre de mi propia madre”, explica con una lágrima en el borde del ojo.

Desirée Gómez no habla, ni camina, ni come por sí sola. Se alimenta por una sonda. Tiene 23 años y una enfermedad degenerativa que empezó a desarrollar cuando tenía sólo ocho. Sin su madre, Desirée no viviría. Amalia Martínez, de 48 años, tiene pasión por su hija. La cuida día y noche en su casa, en Sevilla. Pero ayer acudió al acto con el ministro y la consejera porque ella es también una de las 50 cuidadoras que cobrarán su prestación a partir de la semana que viene.

“Dejé de trabajar hace muchísimos años porque ella necesitaba toda mi atención”. Aun así, su otra hija, de 27 años –“muy metida con su hermana”, explica– siempre la ha ayudado. Desde el lunes, la tarea para todas ellas, será más llevadera.