Viernes, 14 de Noviembre de 2008

Ventajas y desventajas de control diagnóstico de cáncer pulmonar

Reuters ·14/11/2008 - 15:47h

Un nuevo estudio indica que mientras que la tomografía computarizada (TC) de baja dosis de pulmón puede identificar los cánceres pulmonares en un estadio temprano y más fácil de tratar, también puede llevar a cirugías mayores innecesarias que no detectan el cáncer.

El llamado Pittsburgh Lung Screening Study es la investigación más grande realizada por un sólo centro sobre el control diagnóstico del cáncer de pulmón por TC en fumadores y ex fumadores, indicó el estudio publicado en American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine.

El estudio incluyó a 3.642 personas, de entre 50 y 79 años, a los que se les realizaron tomografías de baja radiación. A 3.423 participantes se les volvió a hacer el estudio al año.

Para poder participar, los pacientes debían haber fumado por lo menos medio paquete de cigarrillos por día durante 25 años o más y no tener antecedentes familiares de cáncer pulmonar.

En el 40,6 por ciento de los pacientes se identificó un nódulo pulmonar no calcificado en el control inicial, indicó el equipo del doctor David O. Wilson, de la University of Pittsburgh.

Antes de repetir el control, el 55,6 por ciento de esos pacientes pasó por uno o más estudios diagnósticos por imágenes.

Durante los tres años de seguimiento, se les diagnosticó cáncer de pulmón a 80 participantes; a 53 se les detectó un tumor en el primer control diagnóstico.

En general, 36 participantes (el 1 por ciento) con una anormalidad identificada en la TC inicial o reiterada fueron sometidos a una cirugía torácica mayor que no diagnosticó cáncer.

De los 82 participantes a los que se les extrajo quirúrgicamente todo o parte de un pulmón o se les realizó una cirugía asistida por video menos invasiva para identificar un tumor, el 28 por ciento no recibió un diagnóstico de cáncer.

En un grupo de 69 pacientes con cáncer pulmonar de células no pequeñas, 40 tenían la enfermedad en estadio inicial al momento del diagnóstico.

El desafío actual es cómo evitar una cirugía mayor y la enfermedad asociada con las intervenciones "por la identificación de un nódulo a través de una TC", escribió el doctor York E. Miller, de la University of Colorado, en Denver, en un editorial.

Las guías de tratamiento para los nódulos de pulmón no calcificados "sugeridas por varios grupos, recomiendan 'la conducta expectante' como opción de primera elección en algunos casos", agrega Miller. Si se cumplen, esas guías deberían disminuir las cirugías innecesarias.

FUENTE: American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine, 1 de noviembre del 2008