Viernes, 14 de Noviembre de 2008

ACTUALIZA 1-Veto a ley aborto desata polémica en Uruguay

Reuters ·14/11/2008 - 15:47h

(Agrega detalles, reacciones; cambia redacción y agrega autor)

Por Patricia Avila

El veto presidencial a una ley que despenalizaba el aborto generó el viernes polémica en Uruguay, donde grupos a favor de la iniciativa convocaron a manifestaciones y legisladores oficialistas criticaron la decisión del mandatario.

El mandatario uruguayo, Tabaré Vázquez, vetó una ley que despenalizaba el aborto en las 12 primeras semanas de gestación por considerar que la práctica atenta contra la vida y la libertad de conciencia, dijo el viernes la presidencia en su sitio de internet.

Vázquez, un oncólogo, dijo en el veto enviado a la Asamblea General que es más adecuado ayudar a la mujer que considera el procedimiento en vez de facilitarle la operación.

"La legislación no puede desconocer la realidad de la existencia de la vida humana en su etapa de gestación, tal como de manera evidente lo revela la ciencia", dijo Vázquez en el veto, firmado también por la ministra de Salud, María Julia Muñoz.

"De acuerdo a la idiosincrasia de nuestro pueblo, es más adecuado buscar una solución basada en la solidaridad, que permita promocionar a la mujer y a su criatura, otorgándole la libertad de poder optar por otras vías, y de esta forma, salvar a los dos", afirmó Vázquez.

Los impulsores de la ley necesitan 3/5 de la Asamblea General a su favor para anular el veto presidencial, pero la gobernante izquierda no cuenta con los votos necesarios, dijeron sus legisladores.

Grupos a favor de la despenalización del aborto convocaron a un acto para la noche del viernes en contra del veto.

El veto "es un acto de autoritarismo que implica un retroceso enorme para el sistema democrático del país", dijo la organización Mujeres por Democracia, Equidad y Ciudadanía.

"Es imprescindible que (...) todas y todos salgamos a la calle a reclamar por nuestros derechos, por lo que es justo y democrático. Ante esta situación la pasividad y el silencio no son opciones admisibles. La voluntad del Presidente no representa la voluntad del país", añadió el grupo.

POCO RESPALDO

El presidente vetó el jueves la ley aprobada por el Congreso dos días antes, pero no logró que lo acompañara todo su gabinete de ministros como lo había planteado previamente, dijeron legisladores.

"Creo que el presidente cometió un error en vetar la ley porque actuó en base a convicciones personales y lo que un presidente tiene que hacer es actuar en función de si esa ley está o no en línea con lo que la sociedad manifiesta", dijo a una radio local el diputado oficialista Luis Gallo.

Según una encuesta difundida días atrás, el 57 por ciento de los uruguayos está a favor de la despenalización del aborto, mientras que el 63 por ciento se manifestó en contra del veto.

En el veto, el mandatario dijo que hay que atacar las causas del aborto que surgen de la situación socioeconómica y que según Vázquez se dan principalmente entre las mujeres de bajos recursos.

"Para ello, hay que rodear a la mujer desamparada de la indispensable protección solidaria, en vez de facilitarle el aborto", concluyó el mandatario, quien había anunciado después de asumir en 2005 que vetaría cualquier ley que despenalizara la práctica.

La Iglesia Católica en Uruguay también había amenazado con excomulgar a los legisladores que votaran la ley.

Según datos de los defensores de la iniciativa, en Uruguay se realizan unos 30.000 abortos anuales por mujeres de todas las clases sociales, en procedimientos que pueden costar hasta unos 1.000 dólares.

En América Latina, el aborto sólo está permitido en Cuba y Ciudad de México. En Uruguay, una ley de 1938 pena con prisión a quien se realice un aborto y a las personas que intervengan en el procedimiento.

El veto del mandatario uruguayo puede verse en http://www.presidencia.gub.uy/_Web/proyectos/2008/11/s511__00001.PDF