Archivo de Público
Jueves, 15 de Noviembre de 2007

Enel aprieta las tuercas a E.ON

Enel pedirá hasta 3.000 millones más por los activos que pactó vender a la compañía alemana

ANTONIO M. VÉLEZ ·15/11/2007 - 20:33h

E.ON tendrá que rascarse el bolsillo para crecer en España. La italiana Enel, que  junto a Acciona es dueña de Endesa,  ya ha hecho cuentas sobre cuánto deberá pagar la alemana por los activos cuya venta pactaron cuando E.ON retiró su OPA por Endesa.

Según fuentes al tanto de las negociaciones, Enel pide entre 12.000 y 13.000 millones de euros por Viesgo (presente, sobre todo, en Cantabria y con una cuota del 6%) y por los demás activos de Endesa en Europa (Francia e Italia, fundamentalmente) sujetos al acuerdo. Éste se cerrará antes de junio, al igual que el traspaso del negocio renovable de Endesa a Acciona, según dijo ayer el director de Relaciones con los Inversores de Endesa, Javier Rodríguez Soler.

Enel pide entre un 20% y un 30% más respecto a los 10.000 millones en los que E.ON valoró la transacción el pasado abril. La alemana ya asumió un sobreprecio del 20% en su primera operación en España, la compra de los parques eólicos de la danesa Dong en la Península, por los que pagó 722 millones el pasado verano.Los ejecutivos de Enel saben que E.ON necesita esos activos para crecer en el sur de Europa.

De la cifra total, 2.500 millones corresponderían a Viesgo, propiedad de Enel, que se la compró a Endesa en 2002 por 1.900 millones. La italiana se embolsaría íntegramente esos 2.500 millones. El resto iría a parar a Endesa, de la que Enel controla el 67% y Acciona el 25%.

En relación con esta operación,  el Consejo de Administración de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) ha dado diez días de plazo a E.ON para que remita nueva información sobre la adquisición de Viesgo

Pasaporte español

El consejero delegado de Enel, Fulvio Conti, eludió pronunciarse ayer sobre el precio de esos activos. Sí dijo que cuenta con Rafael Miranda como consejero delegado pese a los rumores sobre la salida del “excelente” ejecutivo, el único que queda del anterior equipo gestor.

Enel considera la compra de la española un buen negocio, pese a haber pagado 28.700 millones por una empresa en la que Acciona, que pagó sólo 10.000 millones, tiene la mayoría de los derechos de voto (la mitad más uno). La italiana considera al grupo de los Entrecanales un “pasaporte” para asentarse en España y Latinoamérica. Conti, que ayer clausuró el 20º Congreso Mundial de la Energía, celebrado en Roma, asegura que las relaciones entre las dos partes son “excelentes”.

El grupo italiano, que tiene en el Estado a su primer accionista (30%) continúa su imparable expansión. Ayer, recibió el visto bueno de la CNMV rusa para comprar el 100% de la eléctrica OGK-5, de la que ya tiene el 37,1%, por el que pagó 2.200 millones.