Jueves, 15 de Noviembre de 2007

Detenido por el asesinato de la mujer hallada en una maleta un jardinero que trabajaba con ella

EFE ·15/11/2007 - 20:35h

EFE - Vista de los contenedores de basura situados en la carretera Real de Sant Just Desvern (Barcelona), donde un particular encontró dentro de una maleta el cadáver de una mujer el pasado día 1 de noviembre. EFE/EFE TV

Gilberto L.L., que hoy ha sido detenido acusado de asesinar y descuartizar a una mujer y abandonar el cuerpo en una maleta en Sant Just Desvern (Barcelona), era el jardinero que trabajaba en la casa donde la víctima hacía labores domésticas, según han informado a Efe fuentes de la investigación.

Los Mossos d'Esquadra han detenido a las cinco de esta tarde a Gilberto L.L., de 51 años, que al igual que la víctima es de nacionalidad paraguaya, cuando caminaba por la calle Muntaner, en pleno Eixample de Barcelona, según las mismas fuentes.

El cuerpo de la mujer, Elena M.F., fue encontrado el pasado 1 de noviembre seccionado por la mitad en el interior de una maleta que había sido abandonada junto a unos contenedores de basura de Sant Just Desvern (Barcelona).

Los Mossos investigan ahora, según las mismas fuentes, si el jardinero y la víctima mantenían una relación íntima para tratar de esclarecer el móvil del crimen.

Al parecer, Gilberto L.L. y Elena M.F. eran amigos ya que ambos eran compatriotas y además trabajaban en la misma casa, donde la víctima se encargaba de las labores domésticas y el detenido era el jardinero.

La principal hipótesis con la que trabajan los investigadores, según las mismas fuentes, es que la mujer fue estrangulada mortalmente la noche del 31 de octubre en la casa de Roda de Barà (Tarragona) y que el detenido, con el objetivo de ocultar el cadáver, lo seccionó en dos -al parecer usando sus herramientas de jardinero-, y lo escondió en una maleta, que posteriormente abandonó en Sant Just Desvern.

Los agentes de la policía catalana sospecharon desde el principio del jardinero e incluso el jueves de la semana pasada se desplazaron a Roda de Barà para buscar pruebas en la casa y tratar de localizarlo, ya que estaba desaparecido desde que se encontró el cadáver.