Archivo de Público
Jueves, 15 de Noviembre de 2007

La OPEP insiste en que la estabilidad del mercado es responsabilidad compartida

EFE ·15/11/2007 - 12:13h

EFE - El ministro de Minas y Petróleo de Ecuador, Galo Chiriboga Zambrano, interviene en la ceremonia de apertura del simposio ministerial de la III Cumbre de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) hoy jueves 15 de noviembre en Riad (Arabia Saudí). Zambrano, expresó hoy en Riad que su país comparte el compromiso de impulsar la industria petrolera, pero cuidando el medio ambiente.

La OPEP abrió hoy los preparativos oficiales de la cumbre del sábado en riad con la advertencia de que la estabilización del mercado petrolero es una responsabilidad compartida entre productores y consumidores.

"La OPEP no es la única responsable de conseguir un precio aceptable (..) esto requiere una mayor cooperación entre los productores y los consumidores", dijo el ministro de Petróleo interino de Kuwait, Mohamad Abdala al Aleem.

El delegado kuwaití hizo esa declaración en un simposio dedicado al futuro del petróleo y del gas, donde numerosos ministros y expertos del sector coincidieron en destacar la "responsabilidad compartida" y la necesidad de que los consumidores garanticen la demanda, y no sólo los productores la oferta.

También el anfitrión del foro, el ministro saudí Ali al Naimi, consideró que la cooperación entre todos los actores del mercado "es ahora más necesaria que nunca", no sólo para estabilizar los precios, sino también para luchar contra el cambio climático.

"Arabia saudí y la OPEP están preocupadas por el medio ambiente" dijo Naimi.

"Necesitamos combatir las emisiones contaminantes. Hay tecnología disponible para reducir esas emisiones y Arabia Saudí está preparada para trabajar en esas tecnologías", añadió.

Asimismo, el ministro ecuatoriano, Galo Chiriboga, expresó el compromiso de su país, que acaba de regresar a la OPEP tras haberla abandonado en 1992, con el desarrollo de la industria petrolera, pero respetando el medio ambiente.

El foro centraba la atención de los mercados mundiales del petróleo, donde los precios mantenían una gran volatilidad por encima de los 90 dólares el barril, tras haber amenazado con romper la barrera de los 100 dólares/barril la semana pasada.

Pero los participantes del simposio se centraron en los problemas a largo plazo, y en especial del medio ambiente, en vísperas de la conferencia de la ONU sobre el cambio climático que se celebra en diciembre en Bali (Indonesia) y donde la OPEP estará representada por su secretario general, Abdalá El-Badri.

Pero a pesar de las presiones occidentales para que el grupo aumente su oferta con el fin de aliviar la presión alcista, el El-Badri reiteró hoy que los datos que posee la OPEP apuntan a que la escalada de los precios no está justificada por la relación entre la oferta y la demanda.

El informe mensual de la organización, publicado hoy, incluso revisa a la baja su pronóstico sobre el crecimiento de la demanda mundial de crudo en 2007 y 2008, debido en gran parte a una reducción del consumo en Estados Unidos y Europa causada por la subida de los precios.

"La situación de la oferta y la demanda a corto plazo es ambigua (..) este asunto será tratado durante la reunión (ministerial) de Abu Dhabi", el próximo 5 de diciembre, dijo por su parte el ministro kuwaití.

Su homólogo de Irak, Husein al Shahristani, opinó por su parte que el actual precio "no afecta el crecimiento (de la economía) mundial".

"Si nos fijamos bien, encontraremos que el margen de la ganancia (de los productores) no ha aumentado desde hace 25 años", dijo.

La OPEP "actuará en favor de la estabilidad, pero también los precios deben permitir un ingreso aceptable para los productores", añadió.

Una postura similar expresó su homólogo iraní, Gholamhusein Nozari, al estimar que "un aumento de la producción no hará bajar los precios", puesto que "todo indica que hay suficiente petróleo en el mercado".

Los delegados coincidieron en atribuir la carrera alcista del "oro negro" a las preocupaciones geopolíticas, el debilitamiento del dólar y la especulación financiera.

El simposio inaugurado hoy es la primera de las actividades preparatorias de la cumbre que los jefes de Estado de la OPEP celebrarán el sábado y el domingo próximos, la tercera desde la creación del cartel en 1960.