Archivo de Público
Jueves, 15 de Noviembre de 2007

Marín abandona la política para luchar contra el cambio climático

EFE ·15/11/2007 - 12:41h

EFE - El presidente del Congreso de los Diputados, Manuel Marín, durante la rueda de prensa en la que ha anunciado hoy que deja la política y que su tiempo lo va a dedicar a luchar contra el cambio climático en el ámbito universitario.

El presidente del Congreso de los Diputados, Manuel Marín, ha decidido abandonar la política y no presentarse a las próximas elecciones para dedicarse, desde el ámbito universitario, a la lucha contra el cambio climático y la defensa de un modelo económico sostenible y renovable.

Marín deja la actividad política "satisfecho" y "sin reproches", según ha explicado él mismo, después de dirigir la Cámara Baja durante una legislatura "muy difícil y en algunos casos insoportable".

El presidente del Congreso no ha aceptado finalmente encabezar la lista en Ciudad Real de su partido para las próximas elecciones generales, un puesto para el que se perfila de nuevo la diputada Clementina Díez.

Desde el PSOE, se respeta la decisión de este "referente" socialista, aunque a la Dirección le "hubiera encantado" que Marín concurriese a los comicios generales de marzo.

Marín espera que los socialistas repitan la victoria en las siguientes elecciones y que la próxima legislatura sea "más tranquila, pacífica y creativa" que la actual.

El presidente del Congreso ha asegurado que después de las elecciones será "un ciudadrealeño dispuesto a colaborar en lo que sea, pero siempre lejos de la primera línea política".

Los representantes de los grupos parlamentarios han coincidido en respetar la elección de Marín, celebrar su trabajo e independencia al frente del Congreso de los Diputados y destacar su empeño, finalmente fallido, en reformar el reglamento del Congreso.

La ministra de Vivienda y vicepresidenta primera de la Cámara Baja durante tres años, Carme Chacón, ha reconocido que, pese a las dificultades de esta legislatura, "pasarán los años y los parlamentarios seguirán recordando la legislatura de la Presidencia de Marín".

Desde las filas del PP, Mariano Rajoy, ha declarado que el político socialista ha hecho "lo que ha podido al frente del Congreso en una legislatura que es difícil" y ha afirmado que en "él tendrá un amigo siempre".

El portavoz del PSOE en la Cámara Baja, Diego López Garrido, ha expresado el reconocimiento "unánime" de su grupo parlamentario a la labor de Marín, que ha demostrado gran "independencia", "imparcialidad" y "autoridad".

Marín puede retirarse "con la cabeza muy alta" y "orgulloso", ha resumido el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, quien ha considerado que el actual presidente es un "político de talla".

También le ha deseado "lo mejor" el líder de IU, Gaspar Llamazares, quien espera volver a encontrarse con Marín en futuros "quehaceres políticos".

Asimismo, Agustí Cerdá (ERC) ha puesto de relieve que durante estos años Marín haya sido "capaz de enfrentarse a su propio partido" cuando ha intentado "alguna artimaña parlamentaria en beneficio propio", aunque ha recordado las "serias desavenencias y agrias disputas" que su grupo ha mantenido con él por el uso del catalán en la Cámara Baja.

Por su parte, el senador socialista y ex presidente de la Cámara Alta Juan José Laborda desvinculó la decisión de Marín con las informaciones que señalan que el próximo presidente del Congreso podría ser el ex ministro de Defensa José Bono.

Precisamente, el sucesor de Bono como presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, José María Barreda, fue el primero que conoció hace quince días la intención de Marín, quien le informó que dejará el cargo por razones de tipo personal, profesional y político.