Miércoles, 12 de Noviembre de 2008

El Liverpool peligra por la crisis económica

El club tiene que hacer frente al pago de varios créditos antes de enero. Sin dinero en caja, Torres podría ser traspasado. Todos en la Premier se resienten menos el City, que ofrece 15 millones de libras al año a Mourinho

DANIEL DEL PINO ·12/11/2008 - 15:30h

 La economía del Liverpool también se tambalea por culpa de la crisis financiera mundial. Hasta tal punto que los dueños norteamericanos Tom Hicks y George Gillet pueden verse obligados a vender el club si no son capaces de hacer frente a los préstamos que tienen que abonar en dos meses.

Ayer, en una conferencia en Zurich, el experto en grandes operaciones económicas de la Premier League, Keith Harris, llegó a decir que los Reds "son el equipo más vulnerable" del Reino Unido en términos económicos. Este miércoles, la prensa británica se hacía eco de esas declaraciones, alarmada por el futuro tan negro que les espera. Como mínimo, venta de jugadores masiva y la no renovación de Benítez, que acaba contrato este año. Como máximo, la bancarrota.

Fernando Torres es el mejor colocado para salir del club

La situación actual del Banco de Escocia (RBS) y del Wachovia, las entidades con las que Hicks y Gillet contrataron varios créditos, es más que preocupante tras el desplome de las bolsas, lo que es un indicio de que ninguna de las dos vayan a reconsiderar la deuda del club ofreciendo mejores condiciones de pago y más a largo plazo. Pero ni siquiera en el caso de que se plantee esta posibilidad, Harris tiene todas consigo. "Aunque quieran ampliar los créditos, hay muchas probabilidades de que no encuentren la fórmula adecuada porque se trata de dos bancos que están sufriendo muy de cerca la crisis".

En busca de un jeque

En las últimas semanas ha vuelto a sonar con fuerza la posibilidad de que los dueños se decidan a vender. Aunque hasta ahora sólo ha habido una oferta formal proveniente de un jeque de Dubai. Mohammed bin Rashid al Maktoum, el interesado en cuestión, no habría superado la oferta que el club recibió hace varios meses de la empresa Dubai International Capital. Gillet, negó hace dos semanas que estuviera pensando vender sus acciones después de sugerir que tenía pensado invertir en algún club indio.

Los dueños buscan comprador que haga frente a los pagos

La operación no parece nada sencilla. Ahora mismo, el dinero que el Liverpool tiene en caja alcanza para cubrir parte de la deuda que Hicks y Gillet han contraído, principalmente con la construcción del nuevo estadio y los fichajes de Fernando Torres el año pasado y Robbie Keane éste.

Harris cree que sin una refinanciación de la deuda, los dueños del Liverpool se verán obligado a vender jugadores. "Y si no se renegocian los créditos y no aparece un buen comprador, los bancos se verán obligados a quedarse con el club", explicó, a la vez que se mostró muy crítico con la gestión de los estadounidenses: "Si se hubiera tratado de cualquier otro negocio, ambos estarían ya en la Unidad de Cuidados Intensivos".

 

Enero, mes clave

Con este panorama, y a pesar de los créditos, Hicks y Gillet no han sido capaces de levantar el nuevo estadio que habían prometido para sustituir a Anfield. El Stanley Park se proyectó en 2003 y se espera que esté acabado en 2011, tendría 60.000 asientos y costaría 350 millones de libras. Todos los negocios que rodearían a las nuevas instalaciones serían la tabla de salvación del club, pero el club necesita liquidez inmediata. El RBS debe decidir antes del 25 de enero de 2009 si conceder un nuevo plazo para el pago de las deudas.

El club pide una ampliación de seis meses de sus créditos

 Serían seis meses más, aunque Harris insiste en que eso "es algo improbable" teniendo en cuenta la actual crisis. Si no se produce, entonces los 30 millones de libras que los expertos creen que el club tendrá de beneficio no servirán para nada.

Torres, el primero de la lista

De tener que deshacerse de algunos jugadores, sin duda Fernando Torres sería al que más fácil y por más dinero podrían vender. ¿Benítez lo permitiría? Es improbable. El técnico pidió en octubre una ampliación de su contrato cinco años más para terminar su proyecto y ‘el niño' en estos momentos es imprescindible dentro de él. El equipo de Benítez está protagonizando por fin un gran arranque de temporada en la Premier.

Los Reds son segundos empatados a puntos con el Chelsea, que va líder y este año parece que puede ser el de la confirmación del técnico español. Pero el Liverpool no es el único club con problemas. Everton y Newcastle están en una situación parecida.

 El Chelsea se aprieta el cinturón

Ayer mismo, Peter Kenyon, director deportivo del todopoderoso Chelsea, dijo que el club se tendrá que apretar el cinturón en los próximos años y que, de momento, empezarán por no contratar a nadie en el mercado de invierno e invertirán en el desarrollo de la cantera.

Algo que no deja de ser una paradoja ya que el club despidió a 15 de sus ojeadores a principios de mes. La rumorología apunta a que estos recortes tienen mucho que ver con las cuantiosas pérdidas que las empresas de Roman Abramovich están sufriendo.

El Manchester City ofrece 15 millones de libras por temporada a Mourinho

El único que no parece tener problemas económicos es el actual dueño del Manchester City,  Sulaiman Al-Fahim, que ya trató de pegar el petardazo el pasado verano ofreciendo dinero a espuertas para contratar a Cristiano Ronaldo, Agüero y Villa, entre otros. Hoy, The Sun publicaba la supuesta oferta que el empresario árabe le habría hecho a José Mourinho para entrenar al club. 15 millones de libras, acompañados de todos los jugadores que él quiera. Otro de los que se relacionó con el City, fue precisamente Fernando Torres, quien ya ha dicho este miércoles que no piensa abandonar al Liverpool. Tiempo al tiempo.