Jueves, 15 de Noviembre de 2007

Se impone la corrección

EFE ·15/11/2007 - 10:31h

EFE - Imagen de archivo de la Bolsa de Madrid.

La Bolsa española se dejó arrastrar por la corrección a la baja imperante en el resto de mercados, ante las malas perspectivas de la inflación y las sacudidas en los mercados de materias primas.

El mercado español se hizo eco del descenso de la Bolsa de Nueva York, tras el aumento del Índice de Precios al Consumo (IPC) en octubre en Estados Unidos y mientras persiste el nerviosismo en el parqué por saber cómo afectará la crisis crediticia a los resultados de las empresas.

La Reserva Federal de Estados Unidos inyectó hoy 47.500 millones de dólares para tranquilizar a los mercados, pero no pudo enderezar el rumbo hacia las pérdidas.

El Índice de Precios al Consumo (IPC) aumentó un 0,3 por ciento en octubre en Estados Unidos debido a un aumento del 1,4 por ciento en los precios de la energía, lo que equivale a un aumento interanual del 3,6 por ciento.

Estas cifras de inflación no dejan mucho margen, según los expertos, para que las autoridades monetarias se decidan a rebajar los tipos de interés.

Así lo explicó el miembro del comité ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE) Jürgen Stark, quien prevé que la inflación de la zona del euro "probablemente se mantendrá sobre el 2 por ciento durante la mayor parte del próximo año".

Mientras tanto, el euro bajaba en el mercado de divisas de Fráncfort y hacia las 12.00 horas GMT cotizaba a 1,4624 dólares, frente a 1,4692 dólares de ayer por la tarde.

La noticia de que un grupo de inversores ha presentado una oferta rival por Iberia animó la cotización de la compañía aérea española.

Las acciones de Iberia subían hoy el 4,30 por ciento después de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) levantara la suspensión de la negociación de los títulos que pesaba sobre el valor desde pocos minutos después de las 12.00.

La CNMV decidió hoy la suspensión de Iberia después de que un consorcio liderado por Gala Capital haya solicitado información a la aerolínea ante la posibilidad de lanzarle una opa a un precio que oscilaría entre 3,6 y 3,9 euros.

El sector bancario reaccionó sin grandes cambios a un informe de Standard and Poor's que asegura que el sector tiene un "colchón" financiero debido a sus robustas cifras de balance que le permitirá hacer frente a la previsible desaceleración del sector inmobiliario.

En cuanto al petróleo, el precio del barril de Brent bajaba medio dólar, a 90,80 dólares a la hora del cierre de la Bolsa española, después de que la OPEP revisara a la baja, en 100.000 barriles diarios, las previsiones que había hecho hace un mes sobre el crecimiento de la demanda mundial de crudo para 2007.

Así las cosas, la Bolsa española cayó hoy el 0,53 por ciento, lastrada, al igual que el resto de mercados europeos, por el mal dato de la inflación de la Eurozona, que reavivó el temor a que finalmente el Banco Central Europeo se vea obligado a aplicar la subida tipos de interés que aplazó por la crisis crediticia.