Archivo de Público
Jueves, 15 de Noviembre de 2007

El MNAC acoge la primera muestra de España de imágenes del fotodocumentalista Robert P. Napper

EFE ·15/11/2007 - 17:50h

EFE - Una de las 124 fotografías de Robert P. Napper que recogen las imágenes tomadas durante sus viajes por España, Portugal y Francia entre 1861 y 1864, y que forman parte de la exposición que el MNAC ha inaugurado hoy.

El Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) acoge por primera vez en España una selección de 124 fotografías de Robert P.Napper, considerado como uno de los padres del fotodocumentalismo, que recoge las imágenes tomadas durante sus viajes por España, Portugal y Francia entre 1861 y 1864.

En rueda de prensa hoy en Barcelona, el comisario de la exposición, Lee Fontanella, ha explicado que las fotografías hechas por Napper en el sur de España son las primeras de las que se tiene constancia en las que se retrata también a sus gentes.

De este fotógrafo no se conocen ni la fecha exacta de su nacimiento ni de su muerte, pero sí que se sabe que alrededor de 1860 se había asentado en el sur de Gales donde fue contratado por la firma Francis Frith & Co para retratar los aspectos más románticos de los paisajes y lugares de la península Ibérica.

La firma había sido creada poco tiempo antes por el también fotógrafo Francis Frith que, tras volver de sus viajes por Oriente Medio, buscaba, según Fontanella, reproducir ese aire romántico de una de las zonas más exóticas de Europa: el sur de España, tan influenciado por la cultura árabe.

Fontanella ha aclarado que durante la mayor parte del siglo XIX el interés que existía por las fotografías de lugares remotos era el de conocer sus paisajes y sus monumentos, por lo que cuando Napper empezó a fotografiar "tipo humanos" empezaron las diferencias entre ambos fotógrafos.

Según el comisario de la exposición, Frith ofrecía sus fotografías a través de catálogos a las familias de clase media de Inglaterra que encargaban las imágenes de los lugares a los que no podían permitirse viajar.

Cuando Napper se interesó por la reproducción realista de personas, sobretodo durante su estancia en Sevilla, Frith no vio una salida comercial a los retratos y las desavenencias entre ambos acabaron con la ruptura de su relación y con el establecimiento de Napper por su cuenta.

En esta nueva etapa el fotógrafo regresó al sur de Gales, donde, concretamente en el Valle del Neith, tomó las fotos de su primer álbum, un proyecto que supuestamente debía tener una continuidad pero que no se llevó a cabo a causa del fallecimiento del artista.

En la muestra, titulada "Napper y Frith. Un viaje fotográfico por la Iberia del siglo XIX" y que podrá verse en el MNAC entre mañana y el próximo 10 de febrero, se exhiben un total de 124 fotografías separadas en tres ámbitos.

El espectador podrá ver así, las imágenes de Frith hechas durante su viaje por la zona de Oriente Próximo y Egipto, así como las fotografías de Napper en la península Ibérica, que se dividen entre las del sur de España, las únicas en las que aparecen inmortalizadas personas, y las de los paisajes del norte y Portugal.

Algunas de las imágenes además, son los primeros originales que se hicieron, ya que en ellas aparecen diferentes anotaciones a mano que indican que pertenecían al fichero de la sociedad de Frith.

Fontanella ha recalcado la gran dificultad de los fotógrafos de la época para realizar este tipo de trabajos, ya que el equipo de fotografía que necesitaban era muy voluminoso.