Martes, 11 de Noviembre de 2008

Bacteria causante de diarrea, común en hospitales EEUU: sondeo

Reuters ·11/11/2008 - 14:22h

Por Maggie Fox

Una causa común y a veces letal de diarrea es mucho más habitual en los hospitales de Estados Unidos de lo que se pensaba y sólo una mejor higiene y un uso más juicioso de los antibióticos podría ayudar a paliar el problema, señalaron el martes expertos.

Trece de cada 1.000 pacientes de hospitales están infectados con la bacteria Clostridium difficile, informó la Asociación de Profesionales Expertos en Control de Infecciones y Epidemiología

Esto supera más de 20 veces las estimaciones previamente aceptadas, indicó el grupo, lo que eleva el número a 7.000 afectados a diario.

A medida que la población estadounidense envejece y se vuelve más frágil, más pacientes corren riesgo de contraer la C. difficile, que puede incluso causar la muerte, dijo el doctor William Jarvis, quien dirigió la investigación.

"Se puede contraer una enfermedad que va desde una forma simple de diarrea hasta la perforación de los intestinos que requiere cirugía (...), e incluso la muerte", indicó Jarvis, experto en epidemiología.

Los 12.000 miembros de la asociación recopilaron datos de todos los pacientes diagnosticados con C. difficile en un día entre mayo y agosto del 2008, en 648 hospitales.

La investigación cubrió el 12 por ciento de las instalaciones médicas de Estados Unidos, incluidos hospitales de atención de agudos, de asistencia al cáncer, cardíaca, infantil y de rehabilitación.

Jarvis indicó que la muestra fue representativa a nivel nacional y mostró que una cantidad sorprendente de personas estaban infectadas.

El estudio será publicado en American Journal of Infection Control.

El antibiótico más comúnmente usado para combatir la C. difficile es el metronidazol, pero algunas formas severas y resistentes a los fármacos deben tratarse con vancomicina.

Investigaciones previas mostraron que otras infecciones hospitalarias están en aumento en muchos países, incluidas las formas resistentes a los antibióticos del Staphylococcus aureus.