Archivo de Público
Jueves, 15 de Noviembre de 2007

Moratinos confía en el rápido fin de la crisis con Marruecos

EFE ·15/11/2007 - 16:25h

EFE - El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, durante el desayuno informativo en el que participó hoy.

El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, dijo hoy que espera que Marruecos decida "cuanto antes" el regreso a España de su embajador para normalizar una relación en la que los intereses mutuos "son ya irreversibles".

Moratinos explicó que la Casa Real y el Gobierno decidieron que era un "buen momento" para que los Reyes hicieran la pasada semana la visita a las ciudades autónomas españolas de Ceuta y Melilla, tras haber transcurrido ochenta años desde la última realizada por el rey Alfonso XIII y a la vista de la fluida relación con Marruecos.

La visita real provocó, no obstante, la llamada a consultas por Rabat del embajador marroquí en Madrid, Omar Azziman.

A juicio de Moratinos, "hay tal grado de intereses que, sea cual sea el desencuentro" que pueda haber en cuestiones como la de Ceuta y Melilla, "nos da serenidad y firmeza para poder seguir avanzando".

Señaló que, a la hora de organizar la visita, sólo se tuvo en cuenta que fuera al término del mes sagrado musulmán de Ramadán y una vez formado el nuevo Gobierno marroquí.

Para ilustrar la solidez en la relación con Marruecos, Moratinos puso el ejemplo de que pocos días después de la retirada del embajador Omar Azziman, el pasado 2 de noviembre, el Gobierno marroquí concedió la gestión de los principales hospitales del país a un grupo empresarial español.

El ministro destacó la necesidad de tener una relación de "presente y futuro" y en que España debe ayudar a Marruecos a ser el país africano que "tenga una identidad europea más cercana".