Martes, 11 de Noviembre de 2008

«Los que nos copian no piensan en los niños»

Nicholas Negroponte defiende en Bilbao su proyecto de portátiles baratos para los niños de los países en desarrollo

BENYI ARREGOCÉS ·11/11/2008 - 08:00h

EFE - Negroponte enseña uno de sus portátiles XO al presidente Ibarretxe.

"Muchas empresas que copian nuestras ideas no piensan en los niños, ofrecen ordenadores diminutos, y no se dan cuenta de que a ellos les encanta comunicarse y ver vídeos". Fue la denuncia que realizó ayer el gurú Nicholas Negroponte durante la conferencia inaugural que impartió en el Palacio Euskalduna de Bilbao con motivo de la séptima Semana de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación.

Negroponte, uno de los fundadores del MediaLab del Instituto Tecnológico de Ma-ssachussets (MIT) y presidente de la ONG Un portátil por cada niño (OLPC, por sus siglas en inglés), defendió que XO, el nombre del ultraportátil que promueve, consume mucha menos energía (unos 2 vatios) y funciona mejor en condiciones de alta luminosidad que otros modelos que se dirigen a los niños. Citó expresamente el Classmate de Intel, que calificó de "miniatura" de un portátil convencional.

El objetivo de su ONG es ambicioso: lograr que cada niño de entre 6 y 12 años que vive en un país en vías de desarrollo posea un portátil en 2015 para que mejore su educación.

Campaña de promoción

Estos PC se comercializan principalmente a través de los gobiernos con los que OLPC llega a acuerdos, aunque a partir de la semana que viene se activará de nuevo una campaña de promoción por la que invitan a los ciudadanos de países desarrollados a comprar uno de estos PC al doble de su precio para que regalen otro a un estudiante de un país en vías de desarrollo. Según afirmó Negroponte, en diciembre se habrán distribuido un millón de ordenadores por un precio final de unos 200 dólares.

El portátil permite cargar la batería manualmente gracias a diferentes ingenios mecánicos, "porque el 50% de los niños de estos países no tienen electricidad en su escuela o casa, y había que trabajar de otra manera", explica.

El experto resaltó también la posibilidad de XO de crear redes inalámbricas automáticamente, gracias a dos antenas que tiene a ambos lados del monitor. Así, los ultraportátiles se conectan con otros XO sin tener que configurarlos y sirven para compartir una conexión a Internet o para trabajar en equipo cuando se utiliza el procesador de textos, algo muy útil en las tareas escolares.

Con la segunda generación de ordenadores, los XO-2, que están preparando, Negroponte expresó su deseo de llegar a un precio de venta al público de 50 dólares. "Nos quedaremos cerca", afirmó e informó de que este nuevo modelo será "primero un lector de libros electrónicos y luego un ordenador".

Además, anunció que van a distribuir sus equipos con libros electrónicos procedentes de Internet Archive. Negroponte defendió también que las ideas nuevas provienen de las diferencias en la sociedad y que los padres no deben estigmatizar el fracaso de sus hijos porque de ellos se aprende.