Lunes, 10 de Noviembre de 2008

Más de 30.000 personas exigen la dimisión de Font de Mora

Las concentraciones han tenido lugar en 23 localidades. Protestan contra la política educativa del Consell y piden la dimisión del conseller de Educación

BELÉN TOLEDO / AGENCIAS ·10/11/2008 - 21:00h

EFE - Concentración realizada ante el Palau de la Generalitat Valenciana, convocada por sindicatos y asociaciones de padres de alumnos, para protestar por la asignatura Educación para la Ciudadanía en inglés y por la falta de medios en la escuela pública.

"Nos obligan a cumplir una normativa que sabemos que es absurda, pero que tenemos miedo a desobedecer". La idea resume la situación que padecen los profesores obligados a impartir Educación para la Ciudadanía en el País Valenciano. Tienen que hacerlo en inglés, en cumplimiento de una orden de la Conselleria de Educación.

La frase es de uno de los miles de docentes que este lunes participaron en las concentraciones convocadas en 23 ciudades valencianas en protesta por la actitud de la Generalitat respecto a la asignatura. Como él, varios profesionales de la enseñanza denunciaron la presión bajo la que trabajan: "Los niños no entienden el inglés. Es como si, de repente, trabajáramos para el PP y no en un centro educativo".

Bajo el lema "Con esta educación, Font de Mora dimisión", esta convocatoria ha reunido a 5.000 personas en Elche, 3.000 en Valencia, más de 2.000 en Torrent y Alzira y alrededor de un millar en otras muchas localidades como Vila-real, Alcoi, Gandía, Puerto de Sagunto o Castellón, según las mismas fuentes.

Los asistentes han desplegado numerosas pancartas en las que se podían leer lemas como "Más educación y menos amenazas" o "Por una escuela pública digna y de calidad", elaboradas a modo de grafiti por los estudiantes del IES de Benicalap.

La concentración celebrada en Valencia fue la más multitudinaria de todas las que se convocaron. En todo el País Valenciano, según uno de los sindicatos organizadores, el STEPV-PV, 30.000 personas salieron a la calle en señal de protesta.

La contestación se ha coordinado en los últimos meses en torno a la Plataforma en Defensa de la Enseñanza Pública, que aglutina a padres, profesores, alumnos, directores y todos los partidos políticos, salvo el PP. Acusan a la Generalitat de pretender boicotear la asignatura, que el PP rechaza por "doctrinaria". La Generalitat alega que su única motivación es mejorar la enseñanza del inglés.

Sólo la pasada semana, más de 100 centros protestaron mediante encierros simbólicos, manifiestos o minutos dedicados en las clases a explicar a los alumnos el porqué de las movilizaciones. La Plataforma pide la dimisión del conseller de Educación, Alejandro Font de Mora.

Cada día, más organizados 

El portavoz de STEPV, el sindicato mayoritario en el sector de la enseñanza, Vicent Mauri, ha anunciado la convocatoria para el 17 de diciembre de una huelga de "toda la enseñanza no universitaria" que será respaldada por la Plataforma en Defensa de la Educación Pública.

"Cada día somos un movimiento más organizado que implica a otros actores sociales como asociaciones vecinales, ecologistas o entidades cívicas. Tenemos que aprovechar esta coyuntura para sentarnos a hablar sobre los problemas de la enseñanza pública", ha asegurado Mauri.

En declaraciones a EFE, el portavoz de STEPV ha asegurado que la Conselleria de Educación "está intentando fragmentar el movimiento sindical" a través de reuniones con algunas de las partes. "Es inaceptable y antidemocrático que se pretenda excluir al sindicato mayoritario. Son maniobras para tratar de romper la unidad sindical, pero no lo van a conseguir", ha dicho.

Asimismo, ha anunciado que su organización recurrirá cualquier decisión dirigida a que la asignatura de Educación para la Ciudadanía (EpC) sea impartida sólo por el profesor de inglés, pues a su juicio "no tiene competencias legales". "El conseller debe convocar cuanto antes la mesa sectorial de Educación y el Consejo Escolar, debe respetar la autonomía de los centros y garantizar la comprensión de EpC por parte del alumnado", ha añadido.

Además, Mauri ha lamentado "que se quiera ampliar la forma en la que se imparte EpC a quinto de Primaria el próximo año", pues en su opinión "es un acto de chulería, tal y como están ahora las cosas".