Archivo de Público
Jueves, 15 de Noviembre de 2007

La FAD pone en marcha una campaña contra la banalización del consumo de drogas

EFE ·15/11/2007 - 15:07h

EFE - El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, ha advertido del repunte del consumo de cocaína en la población adulta de forma esporádica, sobre todo durante el fin de semana y en horas de ocio.

La Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) ha puesto en marcha una nueva campaña de sensibilización para combatir "la banalización" del consumo de drogas y recordar que lo más peligroso de estas sustancias es "olvidarnos de lo que realmente son".

En la presentación de la campaña, el director general de la FAD, Ignacio Calderón, ha explicado que "el gran problema de las drogas es que cuando son tratadas, percibidas y usadas como un producto de consumo más, acaban perdiendo su consideración de sustancias de riesgo".

En la última década, España ha vivido un periodo de incesante aumento en los porcentajes de consumidores habituales de drogas -especialmente de cocaína y cannabis- que parece que comienza a remitir, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad.

Sin embargo, estos resultados no deben propiciar que decaiga la atención ante el fenómeno que sigue afectando a un porcentaje significativo de la población y, en especial, a jóvenes y adolescentes.

Según datos de la última Encuesta Estatal sobre el Uso de Drogas en Enseñanzas Medias (2006-2007), el 79,6 por ciento de los jóvenes de 14 a 18 años ha consumido bebidas alcohólicas alguna vez en la vida, el 46,1 por ciento tabaco y el 36,2 por ciento cannabis.

En cuanto al consumo de cocaína, el 5,7 por ciento de los estudiantes asegura haberla consumido en alguna ocasión, el 3,3 por ciento reconoce haber tomado éxtasis, el 3,4 por ciento anfetaminas y el 4,1 por ciento alucinógenos.

La Fundación de Ayuda contra la Drogadicción recuerda que el consumo de drogas no responde tanto a motivaciones personales como a factores de índole social y que, en cierto sentido, se han convertido en un producto de consumo más utilizado de forma recurrente por los jóvenes en su tiempo de ocio y diversión.

Es precisamente esta banalización de las drogas lo que la FAD quiere combatir con la nueva campaña: "Todo tiene un precio".

La campaña, incluye un anuncio de televisión, tres cuñas de radio y varias gráficas (prensa y publicidad exterior) que se insertarán gratuitamente durante seis meses en los medios de comunicación de ámbito nacional y autonómico.

El anuncio es una sucesión de situaciones que ponen de manifiesto hasta qué punto las drogas y su consumo están normalizadas en la sociedad, con imágenes como un joven liando un porro en la parada de un autobús, camisetas con hojas de marihuana y dibujos de pastillas, un videojuego en el que el protagonista es un narcotraficante y un camello vendiendo cocaína en la calle, entre otras.

Al finalizar el anuncio -que ha sido traducido al catalán y al gallego-, la FAD facilita el teléfono de información y orientación sobre drogas de la Fundación: 900.16.15.15.

Las cuñas de radio consisten en un locutor que constantemente repite el nombre de una sustancia (coca, hachís o éxtasis).