Domingo, 9 de Noviembre de 2008

El derrumbe del colegio en Haití se cobra al menos 90 vidas

El centro acogía a 700 estudiantes. Continúan los trabajos de rescate. Al menos 164 personas quedaron heridas a consecuencia del desplome

EFE ·09/11/2008 - 12:23h

REUTERS - Los equipos de rescate siguen trabajando en la zona con la esperanza de encontrar supervivientes.

Al menos 84 personas, entre niños y adultos, fallecieron por el derrumbe de un colegio en el sector de Petion Ville (este de la periferia de Puerto Príncipe), según los últimos datos ofrecidos por las autoridades haitianas.

Las mismas fuentes cifran en 164 el número de heridos, entre ellos 40 graves, mientras prosiguen las operaciones de rescate con el apoyo de ingenieros y bomberos franceses, que llegaron a Puerto Príncipe procedente de Martinica, así como de estadounidenses que se han desplazado hasta el empobrecido país.

Un total de 58 niños fueron rescatados salvos y sanos de entre los escombros y trasladados al hospital La Trinité, de Médicos Sin Fronteras (MSF), agregó un funcionario.

El suceso ocurrió en la mañana de ayer cuando numerosos alumnos se encontraban en las aulas y otros en el patio de recreo del colegio "La Promesa Evangélica", dijeron medios locales, que indicaron que ese centro acogía a unos 700 estudiantes.

Dificultades en la evacuación

Las autoridades tienen dificultades para evacuar a los cientos de personas, muchas de ellas parientes de los afectados, que se trasladaron a la zona para constatar los daños, lo que dificulta las tareas de rescate, dijo el ministro de Juventud y Deporte, Evans Lescouflair, que coordina las acciones de socorro en el terreno.

Varias unidades de la policía de Haití y de la Misión de Naciones para la Estabilización de Haití (MINUSTAH) se movilizaron en el terreno donde funcionaba el colegio, así como equipos de la Cruz Roja, Médicos Sin Fronteras y otros organismos humanitarios.

Las autoridades intentan evitar que los vecinos intervengan

En declaraciones a periodistas en el lugar del accidente, Lescouflair pidió a los vecinos no intervenir tal y como han propuesto, ya que, según explicó, "las intervenciones que se hacen ahora son muy técnicas".

Unos ochenta especialistas buscan entre los escombros sobrevivientes o muertos, según fuentes oficiales. El funcionario aseguró que, según informaciones, hay personas vivas bajo los escombros, que pueden sobrevivir durante 72 horas.

"Los bomberos de Martinica y de Haití estiman que los niños pueden permanecer vivos durante 72 horas después del accidente", puntualizó.

Deslizamiento del terreno

Las autoridades no ha podido establecer la cantidad de personas que se encontraba en el edificio a la hora del derrumbe, que fue causado, al parecer, por un deslizamiento del terreno, según la hipótesis que manejan técnicos que trabajan en la zona.

"Era un día de fiesta en la escuela, y una cantidad no precisada de los alumnos no estaba presente, pero había profesores y vendedores adentro", declaró el ministro.

El director de la escuela se encuentra detenido desde ayer

Asimismo, informó de que el propietario y director de la escuela "Promesa Evangélica", el pastor Augustin Fortin, se encuentra detenido desde ayer.

Lescouflair dijo que Fortín tampoco ha podido decir cuántas personas se encontraban en el edificio, a la vez que agregó que la situación derivada por el desplome del colegio es "muy difícil".

"Continuamos con la búsqueda, sabemos que la esperanza está presente y se han tomado medidas para trabajar de manera eficiente", dijo el policía canadiense Leclerc André, de la Unidad de Policía de la MINUSTAH (UNPOL).

Equipos de psicólogos

El ministro Lescouflair informó de que equipos de psicólogos están asistiendo a los parientes de los niños, a las víctimas y a los vecinos del lugar, acción que cuenta con el apoyo de la Protección Civil y de la Cruz Roja.

Por su parte, el secretario de Estado de Seguridad, Luc Euchère Joseph, dijo hoy que "no hay palabras para describir" la situación del barrio donde se produjo la tragedia.

"Hay que reforzar el Estado y definir proyectos para saber hacia dónde vamos como país"

Explicó que en la zona "hay precipicios a la derecha y a la izquierda", por lo que advirtió de la necesidad de controlar las construcciones en zonas de peligro.

Para esto, agregó, "hay que reforzar el Estado y definir proyectos para saber hacia dónde vamos como país".

Las autoridades de Haití, entre ellas el presidente del país, René Préval; y la primera ministra, Michèle Pierre-Louis, se han desplazado varias veces al lugar, así como diplomáticos, quienes han expresado su pesar por lo ocurrido.


Noticias Relacionadas