Archivo de Público
Jueves, 15 de Noviembre de 2007

Moratti le ofrece a Adriano curarse de su adicción al alcohol en una clínica de Roma

El delantero brasileño, hundido tras la muerte de su padre, no levanta cabeza. Los técnicos del Inter no saben qué hacer con él y han tomado la decisión de que no juegue hasta que esté totalmente recuperado

PÚBLICO.ES ·15/11/2007 - 12:01h

 

Massimo Moratti, presidente y máximo accionista del Inter de Milán ha reconocido que su club, en el intento de recuperar al brasileño Adriano Leite, le ha ofrecido incluso la posibilidad de ir a recuperarse a un centro específico. "Le hemos ofrecido múltiples soluciones, dejándole la elección final. Entre estas ayudas está incluso la de acudir a centros específicos pero existen otros caminos", ha declarado en La Gazzetta dello Sport.

 

 

Adriano, hace un par de años considerado uno de los mejores delanteros del mundo, entró en una gran crisis personal tras la muerte de su padre (agosto 2004), hundiéndose en estado de depresión que le hizo caer en la bebida, según él mismo reconoció después. El delantero brasileño estaba muy unido a su padre, que fue quien le apoyó desde niño para ser futbolista y que durante muchos años vivió con una bala en la cabeza, producto de una bala perdida que recibió cuando vivían en una favela brasileña.

 

El delantero pasó a ser más noticia por sus fiestas nocturnas que por su condición de futbolista, lo que le apartó de la titularidad del Inter y de la selección brasileña. El pasado verano parecía haber superado la fuerte depresión sufrida y forzó también para no ser cedido o traspasado por el Inter. Creía que esta campaña iba a recuperar la confianza del técnico Roberto Mancini.

 

 

Sin embargo, sufrió primero el mazazo de no ser inscrito en la lista del Inter de Milán para la primera fase de la Liga de Campeones de Europa y, luego, pese a jugar algunos partidos y anotar, el de no entrar en las últimas convocatorias. Adriano volvió a sentirse marginado y empezó ya a pensar en cambiar de aires para el próximo enero, cuando se abra el mercado invernal.

 

 

"Le corresponde a él orientarse y decidir (que hacer para recuperarse), pues al final lo que cuenta es su deseo de reaccionar. Debemos partir del concepto de que Adriano es un joven sensible y, por tanto, a veces puede haber quedado afectado por las decisiones del técnico", apunta Moratti.

 

Para el presidente del Inter de Milán, un "programa de recuperación de la plena eficacia pasa inevitablemente por la voluntad que el jugador ponga, de como lo afronte, de su reacción positiva o negativa ante lo que acontezca. Mancini no le ha hecho nada malo a Adriano, nunca se ha comportado de una forma negativa. A menudo le ha echado una mano y  lo que pasó ante el Reggio Calabria (el brasileño se negó a dar la mano al técnico tras ser sustituido) es un episodio frecuente en el fútbol, no tiene un particular significado. Las decisiones que han mantenido a Adriano lejos del clima de los partidos son simples elecciones técnicas, diría que debidas".

 

Así, Moratti indica que "Adriano no está al máximo de su condición, mientras que los otros delanteros si lo están. Le hemos confirmado que continuamos creyendo en él y, por ello, esperaremos su recuperación. Todos en el club están con él, por lo que puede afrontar esta etapa con una fuerte serenidad y motivación".

 

El diario milanés, por su parte, indica que Adriano podría viajar este próximo sábado a Brasil para intentar recuperarse en una clínica de recuperación en Sao Paolo, no volviendo hasta mediados del próximo enero. Incluso, entonces, podría ya haber sido cedido a un club inglés para jugar en él los últimos meses de la actual campaña.

 

El presidente interista, asimismo, no duda en considerar a su delantero sueco Zlatan Ibrahimovic "el mejor del mundo" y no le descarta en la lucha por el "Balón de Oro 2007".