Archivo de Público
Jueves, 15 de Noviembre de 2007

El matrimonio, en horas bajas

La mayor parte de las separaciones se produce tras 20 años de vida matrimonia

EFE ·15/11/2007 - 12:40h

Imagen de unos novios paseando.

La duración media de los 145.919 matrimonios disueltos en 2006 fue de 15,1 años, aunque la mayor parte de las separaciones se produjeron tras 20 años de vida matrimonial, según la estadística de nulidades, separaciones y divorcios difundida por el Instituto Nacional de Estadística.

Según el INE, en 2006 se produjeron 145.919 disoluciones matrimoniales, el 6,5% más que en 2005, cifra que confirma la tendencia ascendente de los últimos años.

De esas disoluciones 126.952 fueron divorcios (el 74,3% más), 18.793 fueron separaciones (el 70,7% menos que un año antes) y 174 nulidades (3,6% más).

Esta evolución tan dispar de las separaciones y los divorcios se inició en 2005, cuando entró en vigor la reforma legislativa que puso en marcha los llamados "divorcios express", que permite divorciarse sin necesidad de que haya una separación previa.

Los matrimonios disueltos por nulidad tuvieron una duración media de nueve años, los disueltos por separación 17,8 años y los disueltos por divorcio 14,7 años.

Matrimonios express 

No obstante, el INE destaca también el excepcional aumento de los matrimonios disueltos antes de un año (del 330,6% respecto a 2005), resultado de la modificación legislativa antes citada.

Atendiendo al tipo de ruptura matrimonial, el 65,3% de los divorcios fueron acordados y el 34,7% no consensuaos.

A su vez, el 52% de las separaciones fueron de mutuo acuerdo y el 48% contenciosas.

Edad madura, edad de divorciarse 

En los tres tipos de disolución matrimonial, el mayor número de rupturas sucede entre los 40 y 49 años, tanto en hombres como en mujeres, aunque la edad media es mayor en los varones (43,2 años).

A la hora de casarse, la mayoría de los contrayentes son solteros, aunque en el caso de los hombres el 4,4% eran divorciados y el 0,6 por ciento viudos, mientras que entre las mujeres apenas el 3,7 por ciento eran divorciadas y el 0,3 por ciento viudas.

La mayoría de los matrimonios rotos (51,3%) tienen hijos menores de edad (el 29,8 por ciento tienen sólo un hijo) y el 44,9 por ciento no tienen hijos.