Jueves, 6 de Noviembre de 2008

El Rey Midas de Zara tendrá que reflotar Ono

José María Castellano es nombrado presidente de la operadora

ANA TUDELA ·06/11/2008 - 22:49h

José María Castellano vuelve a la primera línea empresarial. El ex vicepresidente de Inditex, artífice del fenómeno Zara como inventor de la venta de moda sin stock, tiene desde ayer el reto de relanzar Ono como nuevo presidente.

Los que lo conocen se arremolinan curiosos a ver qué hace en plena crisis con una empresa inmersa en un ERE que afectará a un tercio de su plantilla (1.300), con una deuda de 3.600 millones de euros cuyos pagos de 2009 ya han tenido que retrasar y la intención de frenar en seco el despliegue de red y la venta directa en favor de Internet. Enfrente para competir: Telefónica.

Ono “no ha tenido los rendimientos esperados de acuerdo con el plan estratégico, es más, ha tenido decrecimiento de los ingresos en los últimos años a nivel absoluto y relativo”, declaró ayer Castellano a Público. Por eso “los accionistas mayoritarios han considerado un cambio en la presidencia, pero se mantiene el consejero delegado (Richard Alden) y el resto del equipo directivo. Y Eugenio Galdón sigue como consejero” del 21,4% de Multitel.

Castellano aseguró: “Por el momento, no voy a cambiar nada”. Ayer tocaba tranquilizar. Lo primero que hizo, tras aprobar el consejo su nombramiento, fue asegurar a los sindicatos que el ERE “no pasará de 1.300”, cifra que ya ha sido presentada al Ministerio de Trabajo para su aprobación.

Pide “cien días, como los que se dan a un nuevo gobierno, para conocer la empresa y decidir”, aunque ya lleva dos años como consejero independiente. “En diciembre, hay que presentar los presupuestos de 2009”. Y cambios los habrá, aunque diplomacia gallega obligue.

La decisión de relevar a Eugenio Galdón es de los actuales dueños mayoritarios, los fondos de capital riesgo que entraron hace tres años para financiar la compra de Auna. Su sensación de que no se han aprovechado las vacas gordas ha tocado fondo con la crisis. El reto de Castellano es lograr que puedan irse. Será “a medio plazo”, según el nuevo presidente de Ono, si quieren que sea con las ganancias a que acostumbran.

Noticias Relacionadas