Jueves, 6 de Noviembre de 2008

Implantes mamarios elevan el riesgo de un cáncer poco frecuente

Reuters ·06/11/2008 - 18:02h

Un nuevo estudio sugirió que las prótesis mamarias de silicona aumentarían el riesgo de desarrollar una forma poco frecuente de linfoma, que es el cáncer que ataca al sistema linfático.

Con todo, los autores destacaron que dado que el linfoma anaplásico de células T grandes (ALCL, por su sigla en inglés) en la mama es tan raro que el riesgo absoluto es muy bajo.

El equipo dirigido por Daphne de Jong, del Instituto del Cáncer de Holanda, en Amsterdam, evaluó la asociación entre los implantes de siliconas y ese cáncer después de identificar a dos pacientes con ALCL en la cápsula fibrosa alrededor de los implantes.

Aunque la literatura incluye casos similares, ningún estudio analizó el tema.

Una búsqueda en una base de datos patológicos en Holanda permitió identificar a 11 mujeres (de unos 40 años) con diagnóstico de ALCL de mama entre 1990 y el 2006. Cada paciente se comparó con una o más mujeres de la misma edad y año de diagnóstico de otros tipos de linfomas mamarios (grupo de control).

Cinco pacientes con ALCL habían tenido un implante mamario de silicona en ambos pechos entre uno y 23 años antes del diagnóstico, publicó Journal of the American Medical Association. El uso de los implantes en las cinco mujeres había sido cosmético.

El linfoma más frecuente en el grupo de control era el linfoma difuso de grandes células B, seguido del linfoma de tejido linfoide asociado con la mucosa (TLAM). Sólo una de las 35 mujeres del grupo de control había tenido un implante mamario antes del diagnóstico de la enfermedad.

"La tasa de probabilidad de ALCL mamario asociado con el uso de prótesis de silicona por motivos cosméticos fue de 18,2", calculó el equipo.

Aun así, el riesgo absoluto de ALCL por el uso de implantes mamarios de silicona es extremadamente bajo. El equipo estima una incidencia anual de la enfermedad de entre 0,1 y 0,3 casos por cada 100.000 mujeres con implantes.

"Estos resultados deberían considerarse preliminares y disparadores de hipótesis, pero no lo suficientemente definitivos como para concluir que el uso de implantes mamarios predispone a las mujeres a desarrollar linfoma no-Hodgkin", escribieron sobre el estudio los doctores Andrew M. Evens y Brian C.-H. Chiu, de la Northwestern University, en Chicago.

"Pero dado que la silicona es inmunogénica, es necesario realizar más estudios sobre el linfoma asociado con el uso de implantes mamarios, en especial, investigaciones con fuerza estadística, seguimiento adecuado e información sobre otros factores" concluyeron ambos expertos en su editorial.