Jueves, 6 de Noviembre de 2008

La 'obamanía' llega a los hospitales de Kenia

Pamela Adhiambo, madre de los mellizos Barak y Michelle, asegura que se decidió "mucho antes de las elecciones"

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·06/11/2008 - 16:54h

THOMAS MUKOYA/REUTERS - Nancy Otieno sostiene a su hijo recién nacido en el hospital de Nianza, al oeste de la ciudad de Kisumu, horas después de la elección de Obama.

El nuevo presidente de los EEUU contará en el futuro con muchos tocayos en su lugar de origen. Así lo han decidido las  madres en Kenia, quienes han celebrado la victoria de Barak Obama llamando a sus recién nacidos con el nombre del nuevo presidente y el de su mujer.

Más de la mitad de los bebés nacidos en el Hospital de Kisumu el día después de las elecciones fueron llamados Barak o Michelle Obama.

Un líder local

En el hospital de Kisumu, una ciudad cercana a la aldea en la que nació y creció el padre de Obama, la 'obamanía' contagió a las orgullosas madres que acababan de dar a luz. En la zona, el nuevo presidente de los EEUU es todo un líder local. La región celebró por todo lo alto que Obama ganase la carrera por la Casa Blanca y, las madres en particular, elegieron esta bonita manera de homenajear al nuevo presidente. 

Un total de quince bebés nacieron el miércoles en el hospital africano, al oeste de la ciudad de Kisumu. Cinco chicos fueron llamados Barak Obama y tres chicas recibieron el nombre de Michelle.

Pamela Adhiambo, tuvo mellizos la noche después de las elecciones y ella también siguió la ‘obamanía' para bautizar a sus recién nacidos.

"Incluso si Obama no hubiese ganado habría hecho lo mismo"

"Me decidí a llamarles así mucho antes de las elecciones. Incluso si Obama no hubiese ganado habría hecho lo mismo", declaró la orgullosa madre.

Al gunas de las madres dijeron que admiraban a la pareja y que esperaban que sus hijos llegasen tan alto como ellos inspirados por sus nombres.

Adhiambo declaró que esperaba que los nombres motivasen a sus hijos a trabajar duro y a conseguir tanto como los nuevos inquilinos de la Casa Blanca. Además invitó a Obama y su mujer a visitarles en su ciudad y conocer a sus pequeños tocayos.

Pero no sólo desde la ciudad de Kisumu, sino también desde Nairobi, su capital, y desde el resto del país llegaban datos sobre el nacimiento de estos futuros Obamas.