Jueves, 6 de Noviembre de 2008

Parches de testosterona mejoran la libido de las mujeres mayores

Reuters ·06/11/2008 - 12:12h

Por Gene Emery

Un análisis difundido el miércoles sobre los parches de testosterona para mujeres Intrinsa de Procter & Gamble reveló que una dosis elevada de la hormona masculina mejora de manera "modesta pero significativa" la vida sexual de las mujeres posmenopáusicas luego de un año.

Antes de usar los parches, las mujeres que participaron del estudio informaron tener habitualmente unos 2,5 actos sexuales por mes.

Las voluntarias que recibieron la dosis más alta de testosterona notificaron 2,1 episodios sexuales más por mes, lo que implica un aumento importante en comparación con el grupo tratado con placebo, que informó en promedio menos de una relación sexual extra por mes.

Las calificaciones en pruebas que midieron el deseo, los orgasmos, el placer y la imagen personal fueron dos veces mayores en el grupo tratado con la dosis elevada, indicó el estudio.

Pero los resultados, publicados en New England Journal of Medicine, demostraron que las mujeres que quieren retrasar el reloj biológico en lo que respecta al sexo tendrían que lidiar con un crecimiento adicional de vello.

"En su mayoría, generalmente es leve", dijo Susan Davis, de la Monash University en Melbourne, Australia, quien dirigió el estudio. "No parece ser un problema para las mujeres", agregó.

Asimismo, se diagnosticaron cuatro casos de cáncer de pecho entre las 534 mujeres que integraron alguno de los dos grupos de tratamiento activo, pero ninguno en las 277 mujeres que recibieron placebo.

Davis dijo en una entrevista telefónica que es muy probable que el cáncer no esté relacionado con el tratamiento con los parches.

En cualquier estudio de dos años de duración con tantas mujeres, algunas voluntarias desarrollan cáncer de mama, señaló la experta. En dos de esos casos, los cánceres estaban muy crecidos antes de que la investigación comenzara. Además, análisis previos de los parches no revelaron ningún vínculo.

En un comentario, Julia Heiman, del Instituto de Sexo, Género y Reproducción de Kinsey de Indiana University, indicó que los resultados respaldan los hallazgos previos de que la testosterona tiene efectos positivos sobre la sexualidad.

"Al mismo tiempo, los resultados sugieren la necesidad de ser cautelosos a la hora de usar testosterona hasta que se comprenda más sobre su posible relación con el cáncer de pecho y se pueda predecir mejor qué pacientes son más propensas a padecer efectos negativos", escribió Heiman.

Las mujeres de Estados Unidos, Canadá, Australia y Gran Bretaña habían informado una disminución en el deseo sexual después de la menopausia, que se había producido naturalmente o había sido inducida quirúrgicamente.

"Lo que decían es 'Soy demasiado joven para empezar a sentirme así. Tengo muchos años por delante en mi relación. Esto es importante para mí'", dijo Davis.

La autora manifestó que con medicamentos como Viagra de Pfizer los hombres suelen obtener un acto sexual satisfactorio más por mes. "Hallamos que las mujeres obtienen dos", concluyó Davis.