Jueves, 6 de Noviembre de 2008

España sigue en cabeza en el consumo de cannabis y cocaína en Europa

España sigue a la cabeza del consumo de cannabis y cocaína en Europa, a la vez que continua como el principal país de tránsito de entrada de esas drogas al continente, según un informe divulgado por la Unión Europea (UE).

EFE ·06/11/2008 - 12:48h

Un joven con un porro en la pasada Feria del Cáñamo y las Tecnologías Alternativas, en Leganés. EFE

España sigue a la cabeza del consumo de cannabis y cocaína en Europa, a la vez que continua como el principal país de tránsito de entrada de esas drogas al continente, según un informe divulgado por la Unión Europea (UE).

El informe anual del Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (OEDT) alerta además a los Veintisiete sobre el aumento del consumo de heroína, alentado por el crecimiento de la producción y el tráfico de este narcótico a nivel mundial, gracias a la cosecha récord de opio en Afganistán durante 2007. 

El documento, que incluye datos de 2007 ó 2006 de los 27 países de la UE, Turquía, Croacia y Noruega, constata entre 7.000 y 8.000 muertes anuales por sobredosis -aproximadamente una por cada hora-, el 80% de las cuales es achacable al consumo de heroína u otros opiáceos.

España figura en cabeza del consumo de cocaína durante el último año (3% de las personas entre 15 y 64 años, frente a la media europea del 1,2%), y en el último mes (1,6%, con una media europea del 0,5%).

En cuanto al cannabis, España es también el país con más consumidores durante el último año (11,2% de las personas entre 15-64 años, frente al 6,8% de media europea), y durante el último mes (8,7%, con un a media europea del 3,8%).

En el conjunto de los 30 países, se ha entrado en una fase "relativamente estable" en términos de consumo de drogas, incluso con "cambios prometedores" en la actitud de los jóvenes, señaló el director del OEDT, Wolfgang Götz, en la rueda de prensa en que presentó el informe.

Sin embargo, el uso de drogas "sigue siendo elevado" en términos históricos, y el consumo de algunas de ellas, especialmente la cocaína, no baja sino que se registran incrementos, añadió.