Jueves, 6 de Noviembre de 2008

Dos grandes obras se quedan sin vender en Christie's

Reuters ·06/11/2008 - 09:52h

Las obras más importantes de la subasta de dos prestigiosas colecciones privadas en Christie's se quedaron sin vender el miércoles, y los precios de lo que sí se adquirió quedaron muy lejos de lo previsto.

Recaudando menos de la mitad de los 102 millones de dólares (unos 79 millones de euros) estimados por la casa, la subasta de "Edad Moderna", que reunía trabajos de entre finales del siglo XIX y mediados del XX, logró colocar el 71 por ciento de los lotes, aunque la mayoría de las piezas se vendieron por debajo de las moderadas previsiones.

Estas cifras llegan después de que el lunes, la subasta de arte moderno e impresionista de Sotheby's consiguiera vender por 60 millones de dólares un Malevich y alcanzar un nuevo récord en una obra de Degas, pero ingresara 110 millones de dólares menos de lo esperado.

Ese remate, junto con la recaudación total de 47 millones de dólares lograda el miércoles en Christie's, es otro signo de que los días de precios siempre al alza en el mercado de arte han llegado a un abrupto final, al menos por el momento.

el precio mínimo al que venden -, los dos lotes más importantes de la noche no encontraron comprador, incluyendo "No. 43 (Mauve)" de Mark Rothko, por el que se esperaba una puja máxima de entre 20 y 30 millones de dólares. La otra obra que se quedó sin vender fue "Fillette sur un banc" de Manet.

Citando "un clima económico difícil", el presidente de Christie's, Marc Porter, señaló unos pocos récords alcanzados en obras valoradas en menor cuantía, como un Magritte sobre papel, "demostrando que los coleccionistas siguen aprovechando la aparición en el mercado de obras de arte deseables".

Aun así, no puede negarse la atmósfera enmudecida de la sala de subastas. De haber un lado bueno, sería que el descenso de precios podría volver a atraer al mercado a coleccionistas que se habían visto superados. Un postor pagó 400.000 dólares por un Toulouse-Lautrec valorado entre 800.000 y 1,2 millones de dólares, sin incluir la comisión.

Christie's optó por ofrecer las dos colecciones privadas por separado antes de celebrar su subasta de arte moderno e impresionista el jueves. Ese remate ofrecerá una visión más clara sobre el futuro inmediato del mercado.

Sotheby's y Christie's realizarán la semana que viene sus subastas de arte contemporáneo y de posguerra.