Miércoles, 5 de Noviembre de 2008

Muchas latinas, disconformes con decisión sobre cáncer de mama

Reuters ·05/11/2008 - 16:06h

Por Anne Harding

Las pacientes latinas con cáncer de pecho son más propensas que las negras o las blancas a estar disconformes con el proceso de toma de decisión sobre si tienen que someterse a una mastectomía o a una lumpectomía, demostró un nuevo estudio.

La mastectomía consiste en la remoción total de la mama que presenta el tumor, mientras que la lumpectomía es una extirpación quirúrgica focalizada sólo en la zona afectada.

Las latinas que preferían hablar en español en la vida cotidiana eran mucho más propensas a estar insatisfechas y a lamentarse por la cirugía mamaria que sus pares que se sentían más cómodas hablando en inglés, reveló el equipo de la doctora Sarah T. Hawley, de la University of Michigan en Ann Arbor.

"Desafortunadamente, no fue demasiado sorprendente que las latinas menos aculturadas no estuviesen satisfechas con su interacción con el sistema de atención médica", dijo Hawley a Reuters Health.

El estudio no fue diseñado para observar los motivos de la insatisfacción, pero la experta sugirió que estas mujeres hubiesen querido que sus familias participaran más del proceso de toma de decisión o habrían tenido otras preocupaciones culturales que no fueron evaluadas.

Las preferencias de las pacientes con cáncer mamario sobre cómo tomar las decisiones terapéuticas son variadas: algunas dijeron que querían un rol mayor a la hora de elegir la terapia, mientras otras señalaron que preferían un rol menor.

La falta de coincidencia entre las preferencias de las mujeres y cómo se toma la decisión se ha vinculado con una peor calidad de vida a futuro, indicó Hawley en una entrevista.

Para investigar si las perspectivas sobre las decisiones terapéuticas varían según la etnia, el equipo encuestó a 2.030 mujeres que fueron diagnosticadas con cáncer de mama en estadio temprano, es decir que la enfermedad aún no se había diseminado más allá del pecho.

Un total de 877 mujeres respondieron el sondeo. El 24,5 por ciento eran latinas que hablaban español, el 20,5 eran latinas de habla inglesa, el 24 por ciento, afroamericanas y el 26,6 por ciento, caucásicas.

El proceso de toma de decisiones fue similar en los cuatro grupos: alrededor del 28 por ciento dijo que el cirujano jugó un papel central en la opción terapéutica; el 36 por ciento, que compartió el proceso con el médico y otro 36 por ciento indicó que la operación se había basado en sus propios deseos.

No obstante, las diferencias en el nivel de satisfacción fueron marcadas. Las latinas de habla hispana eran 5,5 veces más proclives a estar disconformes con el proceso de toma de decisión que las caucásicas y eran 4,1 veces más propensas a lamentarse por la decisión.

Para las latinas que hablaban inglés, el riesgo de insatisfacción era unas 2,6 veces mayor que en las caucásicas y eran dos veces más proclives a lamentarse. En tanto, las mujeres negras eran casi dos veces más propensas que las blancas a estar disconformes o lamentarse.

Según el estudio, las latinas de habla hispana tenían menor conocimiento de la salud que las mujeres de los otros tres grupos, pero eso sólo representó una pequeña parte de su mayor sensación de insatisfacción y lamento.

"Estos resultados (...) sugieren que sería necesario un esfuerzo adicional de los médicos para asegurar que la información sea comprensible y culturalmente apropiada y para mejorar la toma de decisión en todas las pacientes con cáncer de pecho", concluyeron Hawley y sus colegas.

FUENTE: Patient Education and Counseling, noviembre del 2008