Martes, 4 de Noviembre de 2008

La UE rebaja sus objetivos en la reforma del sistema financiero

Las discrepancias entre los Estados miembros impiden una posición común

D. BASTEIRO / AGENCIAS ·04/11/2008 - 22:18h

La reunión de ministros de Economía de la Unión Europea (UE) terminó ayer sin una posición común para la cumbre del G-20 en Washington y dejó en el aire la sensación de que la reforma que se está preparando del sistema financiero internacional será menos ambiciosa de lo previsto. Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión mantendrán una reunión informal este viernes en Bruselas para debatir el grado de control de los fondos de inversión y la respuesta global a futuras crisis.

La ministra francesa de Economía, Christine Lagarde, moderadora del encuentro, pidió un sistema de alerta temprana ante futuras dificultades de entidades que pongan en jaque a todo el sistema, en alusión a la caída de Lehman Brothers en septiembre pasado, y propuso una acción globalcoordinada ante estas crisis.

Esta última propuesta causa recelo en delegaciones como la finlandesa o la alemana. Creen que es demasiado prematuro para hacerlo, porque la zona euro y los Veintisiete carecen de un gobierno económico común.

El español Pedro Solbes dejó claro que apoya el aumento de la transparencia en el sistema financiero, la obligación por parte de las entidades de cubrir sus riesgos y la adopción de cambios en el gobierno corporativo para recuperar la confianza.

Sin embargo, Solbes no está tan convencido de la necesidad de extender la regulación a todos los mecanismos de inversión y considera que hay que dejar margen a las entidades para seguir efectuando operaciones fuera de sus balances. España piensa además que no todas las operaciones de ingeniería financiera son negativas.

Punto de acuerdo

Los ministros sí están de acuerdo en que las instituciones internacionales, empezando por el Fondo Monetario Internacional (FMI), deben reformarse para conocer mejor la evolución de los mercados y actuar cuando se violen las normas.