Martes, 4 de Noviembre de 2008

Lazos familiares protegerían salud mental inmigrantes: estudio

Reuters ·04/11/2008 - 14:03h

Por Michael Kahn

Los inmigrantes que viven en Gran Bretaña son más propensos a sufrir problemas de salud mental graves que la población nativa, pero los lazos familiares y comunitarios fuertes los ayudarían a protegerse, informaron investigadores.

Estudios previos demostraron un riesgo mayor de psicosis, como esquizofrenia y desorden bipolar, entre los inmigrantes que enfrentan discriminación y alienación, pero los nuevos resultados indicaron sorprendentes variaciones entre las distintas comunidades étnicas.

Los factores sociales, y no la genética, explicarían esas diferencias, dijo Jeremy Coid, experto del Hospital St. Bartholomew en Londres, quien dirigió el estudio publicado en Archives of General Psychiatry.

"Quizá en lugar de pensar en el riesgo necesitamos pensar en la protección", señaló Coid durante una entrevista telefónica. "Habría cierto tipo de protección al vivir en una comunidad cerrada", agregó.

El equipo de Coid estudió a 484 inmigrantes de 18 a 64 años que vivían en tres vecindarios de East London, una zona que históricamente ha sido la primera parada de los recién llegados al país. Todos los participantes desarrollaron un desorden mental entre 1996 y el 2000.

Los subgrupos étnicos incluyeron a blancos de Irlanda y Europa continental, negros del Caribe, negros africanos, asiáticos del subcontinente indio y otros grupos, entre los que se incluían chinos, otros asiáticos y personas de etnia mixta.

Los investigadores hallaron en general en los inmigrantes un riesgo elevado de desarrollar problemas mentales y más específicamente descubrieron que algunos grupos parecían menos afectados por las complicaciones que suelen enfrentar los recién llegados.

Los inmigrantes del subcontinente indio eran sólo 1,3 veces más propensos a desarrollar psicosis, comparado con la población nativa, lo que sugiere que los lazos comunitarios y familiares ofrecerían protección contra la discriminación, por ejemplo por el color de piel, indicaron los autores.

Los inmigrantes blancos que llegan al Reino Unido eran dos veces más proclives a padecer psicosis, mientras que los negros caribeños eran cuatro veces más propensos a sufrir este problema.