Martes, 4 de Noviembre de 2008

La mayoría de los desplazados en el Congo son niños

De las últimas 100.000 personas que han tenido que huir de sus casas, el 60% son menores de edad. Mientras, Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, ha nombrado a un mediador para poner fin al conflicto

·04/11/2008 - 11:14h

EFE - El conflicto en el Congo ha obligado que miles de personas hayan abandonado sus hogares.

Unicef denunció hoy que el 60% de las 100.000 personas que abandonaron sus casas la semana pasada en la región de Kivu del Norte en la República Democrática del Congo (RDC) son menores.

Según la agencia humanitaria de la ONU, en los últimos meses unas 250.000 personas se han visto obligadas a dejar sus hogares huyendo de los combates que enfrentan a las fuerzas gubernamentales con los rebeldes tutsis en el noreste del país.

En la actualidad, según la ONU, un total de un millón de personas son desplazados internos en la RDC, el 20% de la población de la región de Kivu del Norte.

Mediador en el conflicto

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha designado al ex presidente nigeriano Olusejun Obasango para lograr una solución negociada al conflicto en el Congo

"El conflicto en la frontera entre la República Democrática del Congo (RDC) y Ruanda se ha alargado demasiado tiempo y pude convertirse en una catástrofe ", agregó Ban.

"El conflicto se ha alargado mucho tiempo y puede convertirse en catástrofe"

El secretario general señaló, además, que en los últimos días ha hablado con responsables de la región para alentar el diálogo internacional.

"No hay una solución militar" al conflicto en el este del Congo, dijo, y agregó que se deben centrar todos los esfuerzos en una "solución política".

Visita a la zona

Ban declaró que en sus conversaciones con el presidente congoleño, Joseph Kabila, y su homólogo ruandés, Paul Kagame, les comunicó su disposición a viajar a la zona para reunirse con ambos.

Los dos presidentes se mostraron receptivos a un posible encuentro ésta o la próxima semana.

Kabila considera que Kigali alienta a los rebeldes del Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo (CNDP), y las autoridades ruandesas acusan a Kinshasa de permitir la presencia en su territorio de grupos armados hutus responsables del genocidio de 1994.

Cascos azules

En su reunión con la prensa, Ban también reiteró su deseo de que el Consejo de Seguridad de la ONU atienda la petición de refuerzos que le han presentado los responsables de la Misión de paz de las Naciones Unidas en el Congo (MONUC).

Señaló que los cascos azules en Kivu Norte han sido una "muralla azul frente al caos" causado por el conflicto, que ha provocado la huida de más de 200.000 personas en aquella provincia.

La Misión de paz ha sido una "muralla azul frente al caos"

También confirmó que el ex jefe de MONUC general senegalés Babacar Gaye volverá a ponerse al frente de las 17.000 tropas de la ONU en la RDC después de que su sucesor, el general español Vicente Díaz de Villegas, decidiera la semana pasada dejar el cargo por "razones personales".

El subsecretario general de la ONU para Operaciones de Paz, Alain Le Roy, defendió en una videoconferencia desde Goma, capital de Kivu Norte, la actuación de los cascos azules de las acusaciones de que no han sido capaces de proteger a la población civil.

Le Roy señaló que sigue en pie la tregua declarado el miércoles por el líder del CNDP, Laurent Nkunda, cuando se encontraba a las puertas de Goma.

Noticias Relacionadas