Lunes, 3 de Noviembre de 2008

Incluso un poco de cafeína dañaría al feto: estudio

Reuters ·03/11/2008 - 16:38h

Por Michael Kahn

Las mujeres embarazadas que consumen cafeína, incluso apenas una taza por día, corren más riesgo de dar a luz a un bebé con bajo peso, indicaron el lunes investigadores.

Los nuevos resultados, publicados en British Medical Journal (BMJ), también vincularon cualquier fuente de cafeína, incluido el té, la gaseosa cola, el chocolate y algunos medicamentos de venta bajo receta, con un menor crecimiento fetal.

Los hallazgos son los últimos de una serie de evidencias que indican que la cantidad de cafeína que una persona consume impactaría directamente en la salud, especialmente cuando una mujer está embarazada.

En enero, investigadores de Estados Unidos hallaron que las embarazadas que toman dos o más tazas de café por día corren dos veces más riesgo de padecer un aborto espontáneo que aquellas que evitan la cafeína.

Los bebés que nacen con bajo peso son más proclives a desarrollar una serie de condiciones médicas cuando crecen, como hipertensión, diabetes y problemas cardíacos.

Las mujeres que tomaban una a dos tazas diarias, o entre 100 y 199 miligramos (mg), de café tenían un 20 por ciento más riesgo de dar a luz un bebé de bajo peso, reveló el estudio. Esto, comparado con las mujeres que consumían menos de 100 mg diarios.

"El consumo de cafeína durante el embarazo se relacionó con un aumento del riesgo de problemas en el crecimiento fetal y esa asociación continúa durante todo el embarazo", escribió el equipo de Justin Konje, de la University of Leicester en Gran Bretaña.

"El consejo es reducir la ingesta de cafeína antes de la concepción y durante el embarazo", añadieron los autores.

Konje y sus colegas, entre los que había investigadores de la University of Leeds, observaron a 2.645 mujeres de un promedio de 30 años que tenían entre ocho y 12 semanas de gestación.

Las participantes informaron un consumo promedio de cafeína durante el embarazo de 159 mg diarios, menor al límite de 200 mg recomendado en Gran Bretaña.

Las posibilidades de tener un bebé de bajo peso aumentaban al 50 por ciento en las mujeres que consumían entre 200 y 299 mg diarios, es decir entre dos y tres tazas de café.

El impacto fue casi el mismo que el del alcohol.

Aunque pequeñas cantidades serían perjudiciales, Konje dijo en una entrevista telefónica que el mejor consejo era limitar el consumo de cafeína a menos de 100 mg por día.

"Mi consejo es que, si es posible, se reduzca la ingesta cafeína al mínimo. Hay que ser realistas porque no se puede pedir a la gente que deje de tomar cafeína", agregó el experto.