Lunes, 3 de Noviembre de 2008

Bajo nivel vitamina D, frecuente en niños con fibrosis quística

Reuters ·03/11/2008 - 17:16h

Por Megan Rauscher

La deficiencia de vitamina D es frecuente en los niños con fibrosis quística (FQ) y las guías de tratamiento para corregirlo son "inadecuadas", concluyó un equipo de médicos de los Institutos de Salud de la Johns Hopkins University, en Estados Unidos.

El equipo revisó datos de 262 niños con FQ tratados en Johns Hopkins entre el 2003 y el 2006 y halló que la deficiencia de vitamina D disminuyó, aunque se mantiene alta. La prevalencia fue del 86 por ciento en el 2003 y del 46 por ciento en el 2006.

Muchos niños con deficiencia de vitamina D mantuvieron esa insuficiencia a pesar de recibir dosis "recuperadoras" del compuesto iguales o mayores que las que recomienda la Fundación de Fibrosis Quística, publicó el equipo de la doctora Deanna Green en la revista Pediatrics.

La FQ es un trastorno genético que se produce porque el organismo no puede transportar el cloruro hacia y desde las células, lo que produce complicaciones graves, como infecciones pulmonares recurrentes y graduales y retraso del crecimiento.

Los niños con FQ son especialmente vulnerables a la deficiencia de vitamina D porque una característica del trastorno es la mala absorción de los nutrientes y la mala nutrición.

La dosis recomendada para el tratamiento de la deficiencia de vitamina D es de 50.000 unidades internacionales (UI) de ergocalciferol (una forma de vitamina D) una vez por semana durante ocho semanas para niños de 5 años o más y de 12.000 UI una vez por semana durante ocho semanas para los menores de 5 años.

Pero el equipo de Hopkins halló que la dosis de 50.000 UI semanales de ergocalciferol durante ocho semanas dio resultado sólo en el 33 por ciento de los niños con deficiencia de vitamina D, mientras que el aumento de esa dosis a dos veces por semana dio resultado en apenas el 26 por ciento de los niños.

Esa dosis tres veces por semana le dio resultado al 43 por ciento de los niños.

A partir de estos resultados, Johns Hopkins corrigió su protocolo y ahora utiliza 50.000 UI de ergocalciferol diarias durante cuatro semanas para tratar a adultos y niños con FQ y deficiencia de vitamina D, según informó un comunicado difundido por la universidad.

"Estos resultados son una llamada de atención, no sólo porque demuestran que muchos niños con FQ carecen de niveles aceptables de vitamina D, sino también porque la deficiencia se mantiene aún en los niños tratados dos o tres veces por semanas con dosis tan altas como las recomendadas actualmente", dijo Green.

"Claramente, existe una necesidad urgente de hallar formas más efectivas de restablecer los niveles normales de vitamina D", concluyó la autora.

FUENTE: The Journal of Pediatrics, octubre del 2008