Miércoles, 14 de Noviembre de 2007

Batasuna se queda sola en el aniversario de Anoeta

El Gobierno vasco acusa a ETA de "enterrar la propuesta"

GUILLERMO MALAINA ·14/11/2007 - 20:58h

Arnaldo Otegi, durante la celebración,hace tres años, del acto de Anoeta. EFE

Batasuna se quedó ayer sola en el tercer aniversario de la declaración de Anoeta. La propuesta, preludio del posterior proceso de paz y fuente de grandes expectativas en Euskadi, ha perdido cualquier virtualidad y credibilidad para todas las fuerzas políticas, salvo la izquierda abertzale.

La portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, acusó ayer a Batasuna de "enterrar la propuesta de Anoeta"; el líder de los socialistas vascos, Patxi López, manifestó que por encima de aquel discurso prometedor "ha pasado una apisonadora, que lo ha dejado en absolutamente nada"; y el secretario general del PP vasco, Carmelo Barrio, insistió en que aquella iniciativa "sirvió de propaganda a ETA-Batasuna y se proyectó como un gran engaño".

 

Tan sólo el vicecoordinador de Aralar, Joan Abril, valoró aquella declaración al instar al conjunto de la izquierda abertzale, y también a ETA, a volver a la senda marcada hace tres años.

Batasuna vive hoy una situación muy diferente a la de entonces. Con la mayor parte de la cúpula de la Mesa Nacional encarcelada, ayer celebró una comparecencia pública en San Sebastián sin los líderes que dieron luz a la propuesta.

Pernando Barrena era el único dirigente de peso en una mesa compuesta además por Eusebio Lasa, Marije Fullaondo, Josetxo Ibazeta, Haispea Abrisketa y Unai Fano. Su mensaje no varió respecto al que ha mantenido desde la ruptura de la tregua.

Puertas cerradas
Los dirigentes reunidos ayer recordaron que la propuesta de Anoeta abrió un espacio de oportunidades para buscar la pacificación y la solución al "conflicto político", y volvieron a culpar de la frustración del proceso de paz exclusivamente al PNV y al PSOE, sin hacer mención de ETA: "Coinciden en cerrar las puertas a que la ciudadanía pueda elegir el proyecto político que más le guste (...) La clave está en la mesa política, no en las recetas represivas, y en lograr un acuerdo político que respete todos los derechos de este pueblo y abra a todos los proyectos políticos la igualdad de condiciones", indicó Ibazeta.

Sin embargo, el discurso de Batasuna no resulta creíble, ni aceptable, hoy por hoy para el Gobierno vasco.

Su portavoz lamentó ayer la postura que mantiene esta formación y, en concreto, su respuesta tras el atentado trampa de la organización terrorista el pasado domingo contra la Ertzaintza. "Si la acción de ETA es una barbaridad, [el comunicado de Batasuna] es penoso e inaceptable para cualquier demócrata porque dicen que, o aceptamos sus ideas o ETA seguirá matando y extorsionando", dijo, a la vez que aseguraba que el "comunicado" supone enterrar la propuesta de Anoeta.

El secretario general del PSE subrayó, por su parte, que ahora "ya no sirven discursos", sino "hechos". Y advirtió que "el único hecho que reclama la inmensa mayoría de la sociedad vasca es la desaparición de ETA, el abandono de las armas y que se deje paso en este país a la política del diálogo, del entendimiento y del acuerdo, que es radicalmente incompatible con la violencia".

Patxi López también hizo referencia a las acusaciones lanzadas por la líder del PP en Euskadi, María San Gil, quien responsabilizó a Zapatero del último atentado de ETA en Getxo. "Volver a escucharlo simplemente da asco", dijo.